DOCUMENTOS DE PENSAMIENTO RADICAL



domingo, 20 de abril de 2014

14 de abril de 1931






Con las primeras hojas de los chopos
y las últimas flores de los almendros,
la primavera traía a nuestra República de la mano.
Antonio Machado

Era abril y floreció una República.
Las mujeres y los hombres
salieron a las calles,


bulliciosas y entusiastas,  
y un frenesí rojo, amarillo y morado,
se extendió por avenidas y plazas.
La risa corrió,
imparable, desbordada, feliz,
dulce y aromática,
y miles de voces gritaron al unísono
¡Viva la libertad!
Y ese grito estremeció al mundo entero.
Y aquel día luminoso
se cantaron canciones hermosas
escritas con palabras hermosas.
Y hubo abrazos fraternales y puños en alto,
y siquiera por unas horas,
el hambre atrasada de siglos
ya no dolió tanto.
Era abril
y en el fondo de los corazones
de miles de personas
aquí              
floreció
como una rosa roja
la esperanza.


(Dedicado a la memoria de todas las mujeres y todos los hombres que creyeron en aquel sueño colectivo).

Poema inédito de Rafael Calero 

sábado, 19 de abril de 2014

ESTÁN MUERTOS YA - Elogio para Sacco y Vanzetti, un poema de John Dos Passos





Esto no es un poema

Esto son dos hombres en ropa gris carcelaria.

Un hombre se sienta mirando la carne enfermiza de sus manos—manos que no han

trabajado en siete años.

¿Sabes cuánto tiempo es un año?

¿Sabes cuántas horas hay en un día

cuando un día son veintitrés horas en una camilla en una celda,

en una celda de una fila de celdas en plantas de celdas

todas vacías con el vacío ahogado de los sueños?

¿Conoces los sueños de los hombres encarcelados?

Están muertos ya

Los autómatas negros han ganado.

Están quemados completamente

su carne flota en el aire de Massachusetts sus sueños flotan en el

viento.

“Están muertos ya” la secretaria del Gobernador da un codazo al Gobernador,

“Están muertos ya” el Juez de la Corte Superior da un codazo

al Juez de la Corte Suprema,

“Están muertos ya” el Presidente de la Universidad da un codazo

al Presidente de la Universidad

Las risitas secas salen de los muertos:

los muertos de cuello blanco, los muertos de los gorros de seda;

los muertos de la levita

Entran y salen de los automóviles

respiran hondo con alivio

mientras suben y bajan las calles de Boston.

Están libres de sueños ya

libres de grasientos jeans carcelarios

sus voces vuelven en mil juergas

cantando una canción

para estallar los tímpanos de Massachusetts

¡Haz un poema de eso si te atreves!



Traducción de Zakary Payne. El poema original “They Are Dead No” de  John Dos
Passos se publicó en el New Masses, October 1927, 228–229.
Esta versión con su traducción al español y la nota del traductor se publicó en
Piedra del Molino, #19, Otoño 2013.

domingo, 13 de abril de 2014

CRACKERJACS




Te lo podría haber contado,
en los viejos tiempos,
en el parque,
o patinando colina abajo,
de qué iba todo esto.

Me habría sentado junto a ti
en alguna escalera
y te habría dado medio chicle
y, entre las pompas
y las risas,
te lo habría contando.

Pero ya somos adultos.
Y es todo tan complicado
cuando amas a alguien.

Ahora, cuando abro mis crackerjacks,
ya no encuentro un anillo en forma de corazón.
Sólo un acertijo
que  no quiero resolver.


Assata Shakur. Una autobiografía. Ed. Capitán Swing, 2013

NOTA: Crackerjacks es una marca de palomitas y cacahuetes muy popular en EEUU que se vendían en bolsas en las que venía un pequeño juguete o premio de poco valor, ahora sustituidos por adivinanzas y chistes.

sábado, 12 de abril de 2014

SOBRAS - QUÉ QUEDA -un poema de ASSATA SHAKUR




Tras los barrotes y las verjas
y la degradación,
¿qué queda?

Nos encierran adentro, nos encierran afuera,
nos encierran abajo,
y luego, ¿qué queda?

Quiero decir, tras las cadenas que se enredan
en el gris de cada mente,
cuando se atascan los barrotes
en el corazón de mujeres y hombres,
¿qué queda?

Tras las lágrimas y las decepciones,
tras el aislamiento solitario,
tras la muñeca llena de cortes y el peso de la soga,
¿qué queda?

O sea, es decir, tras los besos del comisario
y el blues del córrete-ya,
cuando al buscavidas le han buscado las vueltas,
¿qué queda?

Tras los esbirros y los matones
y el gas lacrimógeno
tras los carceleros y el calabozo,
tras las trolas
¿qué queda?

O sea, es decir cuando sabes que dios
no es de fiar,
cuando sabes que el loquero
es un camello,
que la palabra es un látigo
y la placa una bala,
¿qué queda?

Cuando sabes que los muertos
siguen caminando,
cuando sientes que el silencio
habla,
que dentro y fuera
son sólo una ilusión,
¿qué queda?

O sea, es decir, ¿dónde está el sol?
¿Dónde están sus brazos y
dónde sus besos?
Hay huellas de labios en mi almohada
sigo buscando.
¿Qué queda?

O sea, es decir, nada está quieto
y nada es abstracto.
El ala de una mariposa
no puede alzar el vuelo.
El pie sobre mi cuello
pertenece a un cuerpo.
La canción que canto
pertenece a un eco.
¿Qué queda?

Quiero decir, el amor es concreto.
¿Es mi mente una metralleta?
¿Es mi corazón una sierra?
¿Puede hacer real la libertad? ¡Claro!
¿Qué queda?

Estoy en la cima y al pie
de una bajar-quía.
Soy una amante de la tierra
desde siempre.
Amo
a los fracasados y la risa.
Amo
la libertad y a los niños.

El amor es mi espada
y la verdad mi brújula.
¿Qué queda?


Assata Shakur. Una autobiografía. Ed. Capitán Swing. Madrid, 2013



viernes, 11 de abril de 2014

LIBRO DE HUELLAS de ÁNGEL GUINDA -fragmentos-





No mires lo que ves sino lo que te ciega

*

La palabra convence, la acción vence

*

Dije: Escribir como se vive. Muerto, ya sólo puedo vivir como he escrito

*

La Belleza es poder, pero el Poder no es bello

*

Parte del drama de nuestra civilización en crisis consiste en considerar superfluo lo más necesario y sentir necesidad de lo superfluo

*

Quien no persigue alguna quimera no alcanza ninguna realidad

*

Cada amanecer es una mueca de amor dentro de la barbarie

*

Nuestra entrega por único regalo



Ángel Guinda. Libro de huellas. Ed. Tigres de Papel, 2014
Fotografía: el poeta Mohamed Abid llevando flores a la tumba de Jean Genet en el cementerio de Larache.

jueves, 10 de abril de 2014

Ser pobre entre los pobres




Si sueñas una noche con ser pobre
entre millones de personas pobres
en los países pobres de la tierra,
abandona tu casa confortable
y construye una choza
con nervios de palmera
revestidos de arcilla.
Pon un techo de paja,
sin puertas ni ventanas,
sin lavabo ni baño ni cocina.

Olvídate de sillas o de camas;
un pequeño rincón para extender la estera
y dormir entre cabras y gallinas.

Despréndete del coche y de la tele,
prescinde de la luz y del teléfono,
del gas y agua corriente.
Suprime lavadora y frigorífico,
-países tropicales con más de 30º-.
Reparte tu ropero tan selecto
y ponte sus harapos, los mismos cada día
que se caen a pedazos sin lavado ni plancha.

No busques cuando enfermes hospitales
ni farmacias de guardia,
porque no existen médicos ni llegan medicinas.

A la hora de comer no busques restaurantes
ni siquiera una tienda que venda bocadillos.
Su incierto pan diario
tal vez alguna fruta recogida en la selva
o las duras raíces a la tierra arañadas,.

Después de esta experiencia, ¿seguiremos
hablando de igualdad y justicia?

Miguel Combarros.

EL HOMBRE ES UN PEZ SEDIENTO




El hombre es un pez sediento,
está en el lugar que busca,
por eso no lo puede encontrar,

pececillo,

nada,

nada,

nada.


Antonio Orihuela. Esperar sentado. Ed. La Baragaña, 2014