documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

lunes, 30 de mayo de 2016

ESTE POEMA NO






Para la Alternativa Antimilitarista-MOC


Este poema no es ni una cizalla ni una maza.
Este poema no son unos binoculares Nikon.
Este poema nos son unas gafas de visión nocturna Litton Systems/US Night Vision AN/PVS-7A.
Este poema no son unos grilletes metálicos y de lazo.
Este poema no son unas defensas extensibles ni unas defensas semirrígidas.
¡Porras!

Este poema no son unas protecciones para el codo y el antebrazo Fedur
y unos guantes anticorte y antipinchazos AR-19KV.
Este poema no son unas botas de Gore-Tex UIP FAL Seguridad
y tampoco un casco de intervención 3K Fedur.
Este poema, ni de lejos, es un chaleco anti-trauma Fedur PNAT, no
es un chaleco antibala VA Fedur, no
es un escudo antidisturbios redondos EC-1 Fedur, ni
es un escudo antidisturbios rectangulares ERC-1 Fedur
y, menos, un escudo balístico negro EAB-1 Fedur.

Este poema no es un lanzagranadas Heckler & Koch HK69A1.
Este poema no es un rifle de precisión Coruña C75.
Este poema no es un rifle de precisión Mauser SP66.
Este poema no es una escopeta Franchi SPS 230, siquiera
una escopeta Remington M870 y, ni de coña, una escopeta Franchi Spas 12.
Este poema no son unas pelotas de caucho, artificios de humo ATF y lacrimógenos ATL
lanzados con la última escopeta del verso anterior.

Este poema no es una escopeta Franchi SPS 350.
Este poema no son unas granadas lacrimógenas de gas CS ni un fusil de asalto H&K G36 CV.
Este poema no es un todoterreno blindado Nissan Patrol GR,
una furgoneta Mercedes-Benz Sprinter 315 CDI; no es una tanqueta blindada Unimog UR-416 ni los camiones fabricados por URO, poco vistos en las manis, Pegaso o Mercedes Unimog (ambos con cañones de agua).

Este poema no es un fusil de precisión SAM-R ni es una metralleta M60E3.
Este poema, en concreto, no son las 90 armas por cada 100 habitantes
que tiene el pueblo estadounidense.
Este poema no es una mina antipersona MON-50 ni una mina M18 Claymore.
Este poema no es una bomba clúster o de racimo.
Este poema no es un misil de crucero BMG-109 Tomahawk.

Este poema no.

Este poema no es un carro de combate Leopard 2A5
ni un helicóptero de combate Bell AH-1Z viper
y pondría mi mano en el fuego porque no es
un cazabombardero McDonnell Douglas F-15 Eagle.

Este poema no es una bomba de plutonio ni una bomba de hidrógeno ni de helio ni una bomba de neutrones, no es la explosión de prueba de EE.UU. Castle Bravo en el atolón Bikini ni la Tsar Rusa,
ni la 596 china, ni la Hurricane inglesa ni la sin nombre de Corea del Norte en Kwijili en 2006.

Este poema no es ni será jamás un arma
ni siquiera cuando, como decía Celaya,
esté cargada de futuro.



David Trashumante. En Voces del Viento Sur. Surada poética 2014/2015. 30 poetas de la conciencia crítica. Ed. El Desvelo. Santander, 2016

domingo, 29 de mayo de 2016

15 AÑOS





En memoria de Iñigo Egiluz Telleria
(Euskal Herria 1975-05-03 Colombia 1999-11-18)
Asesinado en Quibdó por paramilitares colombianos

Vimos las cabezas de nuestros hermanos
arrancadas de sus cuerpos, flotando en el agua.
No dejaremos que la corriente se las lleve al mar del olvido.
Iñigo Egiluz
Ya han pasado 15 años
de la soledad del Anboto
del cuarteto de Pirineos
de las hogueras y acampadas
con las eternas risas
de los huesos y el alma
tras la piel
de nuestra infancia
exaltada de amistad
con la dialéctica roja
de los sentimientos
del ansia de quimeras
y transformación
madurando la pubertad
de la inocencia
y la rabia
inventando los colores
y sus matices
descubriendo que nuestro norte
es el sur
en la certeza
de otro mundo posible
ya han pasado 15 años
desde tu primera búsqueda
más allá de la mar
en la tierra tamal
inicio de proyecto de vida
caminando
en el compromiso revolucionario
de los hechos
en un lugar desconocido
en los mapas
de nuestra ignorancia
un lugar donde
no acabas de partir y de llegar
con la poesía de las estrellas
venciendo las contradicciones
de los privilegios
robados a la luna
en el viento
y en los relojes
de la historia
ya han pasado 15 años
desde que becamos el porvenir
con la solidaridad del reciclaje
de árboles impresos
y la música
de los anhelos
apostando las horas y las ganas
defendiendo las raíces
con la sonoridad de los ancestros
por la educación
de un futuro común
ya han pasado 15 años
desde el regalo a la utopía
de las canciones de la trova
que tallan el litoral
de la revolución constante
en la que aprendimos a ser
donde aprendimos a escuchar
las olas, las tormentas
y la calma
del socialismo de las manos
ya han pasado 15 años
desde tu último viaje de retorno
del que no te dejaron regresar
de la vuelta de los desplazados
por el río de la esperanza
y la palabra
en el caudal de las venas abiertas
dando voz
a quienes silenciaron
a sangre y fuego
alzando la dignidad
contra el interés
de los estómagos
de la oligarquía democrática
que destierra el recuerdo
y la vida
con la receta milenaria
del asesinato
ya han pasado 15 años
y a pesar del tiempo y el espacio
seguimos pronunciando
tu nombre
con la sinceridad fraternal
de quienes todavía hoy
y siempre
te queremos y añoramos
brindamos con tu memoria
recordándonos
y llamándote AMIGO.






Ibon Zubiela. En Voces del Viento Sur. Surada poética 2014/2015. 30 poetas de la conciencia crítica. Ed. El Desvelo. Santander, 2016

sábado, 28 de mayo de 2016

¡Llamen a la poesía!



¡Que nos roban!
¡Que nos están robando!
Se lo llevan todo
y nos roban en nuestra propia casa,
en nuestra familia,
en nuestras escuelas y hospitales,
en nuestro sueldo,
                     en nuestros días,
                                 en nuestro tiempo.

¡Que nos roban!
¡Que nos están robando!
¿Es que no vamos a hacer nada?
¿Es que no vas a hacer nada?
¡Que alguien llame a la poesía!
¡Que alguien grite “poesía, al ladrón”!
Que se enteren de lo que es bueno
estos nuevos ladrones,
que suenen las sirenas de la poesía,
las que ya atraparan a los de Ulises.
Que les quede claro, muy claro,
a estos especuladores del aire y del Sol
que se atrevieron a hurtar nuestra esperanza
y los colores
que la poesía no es tonta.

La poesía está aquí
para servir y proteger
al futuro
y tantas ganas hay de esposar
al ladrón
con versos encadenados y
encabalgamientos
que se han abierto oposiciones
para la Academia de Poesía loca,
loca de pasión y justicia.
Porque hacen falta mujeres y hombres
que integren el Cuerpo Nacional de poesía
y llenen las calles.
Poesía local, poesía autonómica,
poesía municipal, poesía rural,
¡poesía antidisturbios!
que se atreva a denunciar,
que acuda a la llamada de los
oprimidos
para defenderlos,
que se haga internacional,
que se haga Interpoe,
para hacer de este mundo
el que otras poesías soñaron,
que encierre de una vez y para siempre
a estos que nos roban
en un hipérbaton, en una sinécdoque,

  en una alegoría para el mañana.





Miguel Ángel Vázquez. En Voces del Viento Sur. Surada poética 2014/2015. 30 poetas de la conciencia crítica. Ed. El Desvelo. Santander, 2016

viernes, 27 de mayo de 2016

PAPA WAS A ROLLING STONE




¿Qué se puede hacer con un niño, si no bebe?
Humphrey Bogart

Cuando finalmente renuncie
a todos mis principios y embarace
a la mujer que amo pese a todos
mis juramentos, mis votos al diablo
y la constancia en pasarme el móvil
por los genitales desde los veinte años,
prometo no ser un padre horrible:
levantarme alguna vez si El Engendro
llora, levantarle del suelo
tras una caída, levantarnos
los castigos tras una trastada,
dejar el filtro familiar desactivado
y pasarle la ITV cuando el organismo
pertinente lo tenga estipulado.

Incluso, si no queda más remedio,
prometo atender a su madre,
la mía o algún tutorial de YouTube
que explique sin pegar demasiadas broncas
cómo se supone que funciona el cachivache.

Juro leerle en la cama, incluso
sobrio y no siempre versos míos.
Prometo intentar escuchar al grupo
de mierda que le vuelva loco
durante su adolescencia. Callarme
algunas de mis opiniones al respecto.

Juro por la gloria de mi madre
y por la madre que lo habrá parido,
darle un beso cuando me traiga
un gin-tonic, aunque esté poco cargado,
encargarme de que vaya a ver a sus abuelos
más de lo preciso. Enseñarle quiénes
fueron ellos y sus bisabuelos
y Gabi, Godín, Pantic y Kiko
y por qué debemos adorarles.

Cantará el himno como que hay un Dios.

Le inculcaré santificar las fiestas
y los corners al punto de penalti
o los despojos en los que va a verme
convertido más temprano que tarde.

Me esforzaré en instruirle a contemplar
los escotes sin descaro y a mentir
a su madre tan bien como yo mismo.




 Víctor Peña Dacosta. Diario de un puretas recién casado. Ed. Liliputienses, 2016


jueves, 26 de mayo de 2016

NO ME PIDAS LO IMPOSIBLE





No me pidas lo imposible 1

No me pidas lo imposible:
porque bajarte la luna,
limpiar tu cueva de dragones,
partirte en dos follando
o amarte con la fuerza de los bares
son hitos al alcance de cualquiera,
promesas que no valen nada.

A mí déjame demostrarte
que, sin dejar de ser un niñato,
me has hecho un hombre, pídeme
gestos de épica cotidiana
y prometo ser tu héroe siempre
que no tenga excesiva resaca.

Pídeme lo posible: que vaya
a las fiestas de tu pueblo
y visite sobrio a tus abuelos,
que baje un poco la música,
que no beba tanto y me pierda
alguna vez algún partido.

Que te baje una comedia romántica
y haga el esfuerzo de empezar a verla.
Dime que te cuente cómo me ha ido
en el curro, que no hable tanto de política
y que deje el móvil mientras comemos.

Pídeme que te pida que te cases conmigo.



Pídeme que me corra dentro.




1 Pido lo imposiblePido lo imposible: ámame siempre./ Ámame cuando no nos quede el deseo./ Ámame con la dedicación de un monje./ Cuando el mundo en su entera totalidad/ y todo aquello que te es sagrado vayan/ en mi contra: ámame aún más./ Cuando la ira te invada y no tenga nombre: ámame./ Cuando cada paso desde casa al trabajo te agote:/ ámame; y recórrelo de nuevo./ Ámame cuando te aburras—/ cuando cada mujer que veas sea más bella que la anterior,/ o más patética, ámame como siempre lo has hecho:/ no admirándome ni juzgándome, sino con/ la compasión callada/ que guardas para ti./ Ámame mientras saboreas tu soledad,/ la anticipación de tu muerte,/ los misterios de la carne, que se desgarra y remienda./ Ámame como al recuerdo más preciado de tu niñez—/ y si no encontraras ninguno—/ imagínalo e imagíname contigo./ Ámame ajada como me amaste fresca./ Ámame como si fuera eterna—/ y yo haré de lo imposible/ una mera acción,/ amándote como lo hago.
(Ana Castillo, en traducción de María López Ponz)



 Víctor Peña Dacosta. Diario de un puretas recién casado. Ed. Liliputienses, 2016


miércoles, 25 de mayo de 2016

SI SE PUEDE...





Sin más armas ni bandera
que mi pantalón de pinza negro
y mi polo pijo y rojo, reivindico
un anarquismo mainstream
en pos de la centralidad


 Víctor Peña Dacosta. Diario de un puretas recién casado. Ed. Liliputienses, 2016

martes, 24 de mayo de 2016

PÁLIDO REFLEJO





Uno de los insultos que el personal lanzaba sobre Lou (...) era “¡casado!".
Diego A. Manrique


Arthur Rimbaud a los diecinueve años
dicen que dejó todo: a su familia,
su chulazo, su condición y cuarto
de poeta y partió a África rumbo
a dedicarse al contrabando de armas.

Pero de una manera funcionaria,
mucho menos peligrosa y romántica
de lo que hemos preferido creer.

Nunca dejó de escribir, digan
lo que digan sus despistados fans.

Yo a los veintinueve tomé todo:
fijé la fecha de boda con mi amada,
aprobé las oposiciones de Secundaria,
accedí a albergar, siquiera por un rato,
la idea de tener un hijo y comencé el pago
mensual con mis impuestos del contrabando
de armas de mi Gobierno democrático
a regímenes dictatoriales poco escandalosos,
al menos mediáticamente hablando.

No fui un esposo infernal ni un virgen de mente,
no perdí la pierna ni morí a los treintaisiete.

Pero hay muchas formas de ser un maldito.


Víctor Peña Dacosta. Diario de un puretas recién casado. Ed. Liliputienses, 2016