documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

martes, 22 de octubre de 2019

Las raíces de todas las cosas están agarradas de la mano




Quisiera evocar al poeta Chan Kin Viejo, patriarca de los Lacandón Maya, quien vivió en las montañas del sur de México durante  116 años hasta finales de 1994. Chan Kin afirma que “Las raíces de todas las cosas están agarradas de la mano.”

Igual que en Japón, las montañas de México son sagradas, y la montaña más santa de México es el volcán Popocatepetl, “El Popo” y seguramente las raíces del Popo están entrelazadas con las del monte Fuji-san. ¿En dónde termina el volcán Popo? ¿Dónde empieza el volcán Fuji? ¿Las raíces de todas las montañas están conectadas? Los Andés con la Himalaya?

Las piedras de la Himalaya, como esta que reciben hoy como regalo, están llenas de joyas y brillan y destellan como espejos de plata. Reflejan la luz del sol igual que la de la luna.
Por los caminos de las montañas Himalayas se ven hombres y mujeres rompiendo las piedras con martillos para hacer grava para la construcción de las carreteras y los edificios.
Encontré una piedra que brillaba en un montón de grava y la llevé a mi cueva y cuando la vio mi amiga Khimi Devi se prendó de ella.

“Regálame siquiera un pedacito de esta piedra preciosa” me rogo, y le regalé la roca, pero cuando se dio cuenta de que afuera de su casa había un montón de grava igual que su “joya”, decepcionada la aventó a la basura.

El sabio poeta hindú Shantideva escribe en el siglo VIII sobre la gran suerte de que un limosnero ciego encuentre una joya en un montón de basura. En el Budismo la sabiduría se representa por una joya.

El Poeta vietnamita, Thich Nhat Hahn:
"Si eres un poeta, verás claramente que hay una nube flotando en esta hoja de papel. Sin una nube, no habrá lluvia; sin lluvia, los árboles no pueden crecer; y sin árboles, no podemos hacer papel. La nube es esencial para que exista el papel. Si la nube no está aquí, la hoja de papel tampoco puede estar aquí. Entonces podemos decir que la nube y el papel se interrelacionan. "Intra-ser" es una palabra que no está en el diccionario todavía, pero si combinamos “intra” con el verbo "ser", tenemos un nuevo verbo, intra-ser. Si miramos esta hoja de papel aún más profundamente, podemos ver la luz del sol en él. Si la luz del sol no está allí, el bosque no puede crecer. De hecho, nada puede crecer. Incluso nosotros no podemos crecer sin la luz del sol. Y así, sabemos que la luz del sol también está en esta hoja de papel. El papel y la luz del sol intra-son. Y si continuamos mirando, podemos ver al maderero que cortó el árbol y lo trajo al molino para transformarlo en papel. Y vemos el trigo. Sé que el maderero no puede existir sin su pan de cada día, y por lo tanto el trigo que se convirtió en su pan también está en esta hoja de papel. Y el padre y la madre del maderero también están allí.
“Cuando miramos de esta manera, vemos que sin todas estas cosas, esta hoja de papel no puede existir. Mirando aún más profundamente, podemos ver que también estamos en él. Esto no es difícil de ver, porque cuando miramos una hoja de papel, la hoja de papel es parte de nuestra percepción. Tu mente está aquí y la mente también está. Entonces podemos decir que todo está aquí con esta hoja de papel. No se puede señalar una cosa que no sea aquí: el tiempo, el espacio, la tierra, la lluvia, los minerales en el suelo, la luz del sol, la nube, el río, el calor.
“Tan delgada como es su hoja de papel, contiene todo lo que hay en el universo.”

Así como existe sólo una montaña Fuji-Popo-El Everest-Monte Kailash-El Monte Olimpo- El Monte Sinai-El Kilamanjaro-Krakatoa-Matterhorn- Aconcagua, ¿sólo existe un gran poema que nos dicta a a todas/os y nos une?
¿Somos las/los secretarias/os del gran poema?
Como luciérnagas volando frente al sol.
En Chiapas, en México a cualquiera se le considera poeta hasta que demuestre lo contrario;  los poetas son tantos que decimos “No vayas a tirar una piedra porque vas a pegar a un poeta.”

Las montañas Himalaya brillan hasta en la oscuridad en las noches de luna. Su piedra destellante releja la luz de la luna al igual que a la vez, la luna refleja la luz del sol.

El Gran Poema es como un espejo. Cada poeta se asoma a este espejo y ve el reflejo de su poema.

El espejo, que por supuesto no está afectado por los reflejos en su superficie se ríe de todos nosotros.

Creer que uno crea un poema de su propiedad, ¿no es como el chivo que orinó en la playa y creyó que había creado al mar?
Nosotros mismos  y todo lo que aparece ante nuestros ojos es El Gran Poema.
Todo sonido que se oye es la armonía del Gran Poema.
Todo pensamiento es dictado por El Poema.

Somos los poetas como las gotas de agua que en su conjunto proyectan
el arco iris.

Todos JUNTOS somos El Poema.



Ámbar Past
(Plática entre poetas en la Universidad de Chuo Tokio, Japón, 12 de octubre, 2019)

domingo, 20 de octubre de 2019

Feliz vejez






 

Qué vieja es siempre la palabra sincera
y qué moderna es siempre la mentira.

Qué viejas siempre las canciones
y qué modernas siempre las guerras.

Qué viejos siempre los abrazos para quienes están lejos de su casa
y qué modernos siempre los prejuicios de quienes poseen la tierra.

Qué viejas siempre las celebraciones del hombre libre
y qué modernas siempre las cárceles y las cadenas.

Qué viejo el tesoro del aprendizaje, de la cercanía, del lecho confortable.
Qué moderno el miedo, la ley, la infamia, la vanidad infinita.

Qué viejos siempre los niños, las madres, los animales, la vida
y qué moderna es siempre la tortura, el hambre, el cementerio de inocentes.

Qué viejo siempre el cese de un conflicto
y qué moderno siempre el comienzo de otro.

Qué viejas siempre las ideas gratuitas al servicio de todos
y qué modernos siempre los balazos en las nucas y los paladares.

Qué vieja siempre la feliz vejez
y qué moderno siempre el dolor, la deuda,
la enfermedad, las pelotas de goma.

Qué viejos siempre los hombres que pelean injusticias
y qué modernos siempre los mercenarios y los traidores.

Qué vieja es siempre la poesía, la hiriente, la rabiosa, la chiquita
y qué moderna siempre la brutalidad de las manos y los pensamientos.


Qué viejo siempre el espíritu de la tierra sin puertas
y qué moderna siempre la estupidez del hombre que la pisa.



Cristian Esteban Martín. En Poesía & Harragas. Voces del Extremo. Moguer, 2019

lunes, 14 de octubre de 2019

5 poemas de MAMÍFERO EN EXTINCIÓN



 

 

FÓSILES CON FUTURO

La recreación de un mamífero denominado comercialis
datado con 28.000 años de antigüedad
apegado en su cueva de latón a un cartel que se ha traducido por “2 por 1”
será algún siglo el gran reclamo de la exposición La Sexta Extinción
en algún planeta que no será éste
en algún momento en que la vida se haya deshecho
de las plantas embotelladoras de agua
de los mamíferos con másteres especializados en extinguir al resto


***


 

NORMALIDADES

La normalidad templada es nuestra forma de locura

Somos una economía capitalista circular
una guerra de pacificación
un autobús de macetas tuneadas por Versace
una rotonda humeante de suicidas sin fuego en su interior

Somos una moda impuesta para quedarse
un futuro que no admite otro presente
un capital monetario al servicio de algún capital humano
somos un hipopótamo en los alrededores de Central Park
somos emigrantes que llevan la maleta de sus amos a buen puerto
somos una porra preguntándose por la democracia

Somos seguramente una normalidad bastante insegura
pero preferimos no tabular escenarios
y vestirlo todo de ruido blando

Para poder ser, seguramente, tengamos que iniciar
una primavera de subversiones confusas y fiebres intestinales
donde nuestro verde viva más allá de la pétrea materia gris

Existir es sólo cuestión de pasos cambiados
de relojes que atronaron a deshora: un accidente

Para vivir necesitamos siempre caminar bajo algún aullido:
volver a ser bosque de entrañas


***

 

IDENTIDADES

No era quien decía ser ni estaba entre los suelos que pisaba por error

Cada incógnita le planteaba un nuevo nicho de mercado
cada mercado le plantaba una duda en las semillas de su viudo corazón

Sus espejos no reflejaban lo nuevo de cada amanecer

Desconoce su nombre actual pero los muertos le apuntan con el dedo
y la esperanza cambia de acera a poco que intente cruzársele
muchos son los pájaros que se cuidan de anidar cerca de sus tribus

Señala constantemente rutas para no tener que saberse en un camino

No está perdido: está desaparecido de su condición de especie



***

 

UÑAS

En la caída de los párpados, de las ubres, de las manos deformes
quisiera ser uña febril

Uña para arañar la tierra de los hombres que existen muertos

Uñas que rasgaran el cartón-piedra y la estupidez-acero de todas las fronteras

Uñas con memoria de liquen y bosques colectivos

Uñas capaces de acalorar un pezón tibio y una baja por depresión

Uñas desenfrenadas frente a las garras de los monos locos

Uñas soy
es todo lo que traigo a este fin de fiesta


***


RE-ESTRENOS

Al final nos abrazaremos como coyotes marchitos
con algo de suerte ascenderemos como labio de savia
para cumplir el beso energetizante de la fotosíntesis

Al final seremos de nuevo caldo de ancestros
semillas y carbono para que todas y todos podamos
nuevamente volver a soñar

Al final la vida estará como al principio:
dilucidando si existen formas de imaginar que no degeneren en pesadillas


Ángel Calle Collado. Mamífero en extinción. Huerga & Fierro, 2019.



domingo, 13 de octubre de 2019

Policía de una República Bananera




Yo no me hice policía para desahuciar gente
ni para disolver manifestaciones.

No me hice policía
para detener a parias hambrientos
ni para proteger a ladrones de guante blanco.

No me hice policía para deportar inmigrantes.

Por supuesto, no me hice policía
para desfilar tras un paso de la (SS) Semana Santa
y jamás para torturar a nadie.

¿Lo entiendes hija de puta?
Tienes que entenderlo.

Le decía mientras con furia
golpeaba el rosto de la chica.

Esto no lo llevo a cabo por placer
lo hago porque tengo una hipoteca
mujer y cuatro hijos que alimentar.

Pero te juro que no me hice policía
para torturar a nadie.
 


Eladio Méndez. En Poesía & Harragas. Voces del Extremo. Moguer, 2019


sábado, 12 de octubre de 2019

El incendio está controlado,




El incendio está controlado,
ya estás fuera de la casa,
de peligro, del corazón,

mentira



Antonio Orihuela. Disolución. El Desvelo Ed. 2018

viernes, 11 de octubre de 2019

IDILIO





Si fuéramos capaces de acabar con nuestro ego,
si fuéramos capaces de enamorarnos del nosotros.



Antonio Orihuela. Campo Unificado. Ed. Olifante, 2019

jueves, 10 de octubre de 2019

ALL TOMORROW’S PARTIES




¿Qué fue del que llevaba dentro de sí
la maravilla de existir?

¿Qué fue de tus búsquedas?

¿Qué fue de tu mochila y tu saco de dormir,
tu hambre de amor y autopistas?

¿Qué fue de tus muñecas desolladas
en calabozos de una noche?

¿Qué fue de tu pelo largo,
de los collares que llevabas al cuello,
de aquel hermoso vestido
hecho de harapos y sedas?

¿Qué fue de la identidad ardiendo
en una hoguera de billetes de a dólar?

¿Qué fue de aquellos terrones de azúcar
que otorgaban la certeza de que la vida
es todo menos un velo ennegrecido?

¿Qué fue del que quería vivir fuera del engranaje
y estaba listo para pagar con soledad y pobreza su libertad?

¿Qué fue de ti
cuando todos los días
eran días de fiesta?



Antonio Orihuela. Campo Unificado. Ed. Olifante, 2019