documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

miércoles, 23 de abril de 2014

TIMOS HISTÓRICOS







Vi a los empresarios forzando la negociación a la baja  
y exigiendo la eliminación de costes laborales
como requisito para crear empleo
y después llevándose la empresa a Polonia o a China,
esto vi.

Vi a los sindicatos y la patronal embolsándose
600 millones de euros por dar cursos que nunca se impartieron
a alumnos que no existen,
esto vi.

Vi al Ministro de Defensa nada más jurar el cargo
entregar 40 millones de euros de dinero público
a la empresa de bombas de racimo
para la que antes trabajaba
en concepto de indemnización,
esto vi.

Vi al Banco de Valencia rescatado con dinero de todos nosotros
después de hacer préstamos a fondo perdido
al Presidente de la Generalitat para comprarse un palacete,
a Antonio Asunción para que renovara el PSOE
y al expresidente balear Jaume Matas para que evitara la cárcel,
esto vi.

Vi a un banquero diciendo que el Estado del bienestar
era económicamente insostenible
antes de ser imputado por evasión de impuestos
y luego indultado por el Gobierno,
esto vi.

Vi al socialista Yorgos Papandreu
salvando a los bancos alemanes y franceses
y ahogando en la miseria y el sufrimiento
al pueblo que le votó como presidente,
esto vi.

Vi a Lucas Papademos, vicepresidente del Banco Central Europeo,
miembro del lobby neo-liberal dedicado a sobornar políticos
llamado Comisión Trilateral fundada por Rockefeller,
gobernador del Banco de Grecia,
acusado de falsear las cuentas del déficit público de su país
con la ayuda de Goldman Sachs,
nombrado presidente del Gobierno por los bancos,
esto vi.

Vi a Mario Monti, director europeo de la Comisión Trilateral
y asesor de Goldman Sachs
durante el periodo en que ésta ayudó a ocultar el déficit del Gobierno griego,
elegido por los bancos
primer ministro de Italia tras la dimisión de Berlusconi,
esto vi.

Vi a Mario Draghi, ejecutivo del banco Goldman Sachs,
culpable de la ruina de Grecia y de la estafa de las hipotecas subprime,
acusado de fraude por la Comisión Nacional del Mercado de Valores de USA,
nombrado presidente del Banco Central Europeo,
esto vi.

Vi a Luis de Guindos, asesor para Europa de Lehman Brothers
y presidente ejecutivo para España y Portugal de dicha entidad
convertirse en el ministro de Economía que va a sacarnos de la crisis,
después de alentarla,
esto vi.

Vi a los que crearon la crisis,
llamados por la prensa estadounidense
"El gobierno de Goldman Sachs en Europa",
y que se presentan ahora como la única opción viable para salir de la misma,
esto vi.

¿Nadie más lo vio?


Antonio Orihuela. Esperar Sentado. Ed. La Baragaña, 2014. 

martes, 22 de abril de 2014

ESPERAR SENTADO. Reseña de Ferrán Aisa a la poesía completa (1992-2012) de Antonio Orihuela



 
..y muchas veces, sólo el mito de todo eso.

Mario Maffi





Yo nací el año que Peter Townshend escribió My generation para los Who.

Yo, que he sacado el cuerpo por la ventanilla del coche de mi padre
mientras éste tomaba chirriando la curva de la Cuesta de las Doblas,
en Sanlúcar, Sevilla.


Yo, que he bailado lento en Palos de la Frontera.


Que me moría de vergüenza hablando por teléfono,
pero llamaba a mi chica hasta cuatro veces al día.


Yo, que atropellé a un guardia civil con un Seiscientos
y volqué en la carretera de Lucena a Bonares en un Dyane,
que di cuatro vueltas dentro de un 850 volviendo de Trigueros.


Yo, que bajé más sujetadores que bragas,
que amé
a todo bicho viviente
que el tiempo me puso delante.


Yo, que sigo paseando por la playa
silbando al fantasma de mi perro


entre noviembre


olas como si nada de esto
hubiese sucedido realmente...


...Hoping to die before I get old.





 Antonio Orihuela. Esperar Sentado. Ed. La Baragaña, 2014 
Imagen: Catalunya. Órgano de expressió a la CGT de Catalunya i Balleares




Foto. presentación de Esperar Sentado con Antonio Rigo en Palma de Malloraca






lunes, 21 de abril de 2014

RESUCITAS




Resucitas endomingado porque llueve espeso sobre el desempleo en nuestro valle del buen amor, sobre el elevado deleite de este ser tan ligero, aquí lo sobrenatural es natural, como nuestra sorpresa ante el andar cauteloso de la cigüeña por el sembradío de enfrente, -patún, pataparrún, patrapatarrún-, no te asustes mi vida, llámalo si quieres rayo, rayo y después trueno, poesía, abducción, implantes, hibridación, comunión, o si te suena mejor en sánscrito, samaya, la gran identidad, el bordado del entrelazamiento cuántico de todos nuestros espejitos conscientes, tranquilo animal, vegetal, mineral, tan, tan tranquilo que deberíamos hacer publicidad de esto en la tele, la tabla de surf duerme mojada junto a las plantas prohibidas, rayo, rayo y después trueno, -patún, pataparrún, patrapatarrún-, se lo dije a Antonio sobre el viejo pozo moguereño con remate reciclado de tumba de hortelano bereber, igual que hace veinte años desde Hibernia -No escribas más de política, la poesía nunca será popular, tu revolución tampoco, pero tenemos la obligación de narrar la lluvia y la tormenta, sí, esta vida y algunas más entre los cercados de la propiedad, esa que ninguna de las miles de trompetillas de plástico de la industria del entretenimiento cuestiona. Y aún así me llevo el pin de Hércules venciendo al león, declarando a voces que no pegaré ni un solo tiro aunque fuera al frente con la mismísima columna de hierro del león leonés, hacer mágico o no hacer, brujería, como tu madre cuando reza el rosario o tu padre cuando contempla su huerta con cara de estar ante un gran cuadro, de eso, de eso hablo, el rayo, el rayo y después el trueno, samaya, llueve espesa la inteligencia de la realidad sobre el desempleo, sobre el valle del buen amor, -patún, pataparrún, patrapatarrún...

Daniel Macías Díaz



 —

domingo, 20 de abril de 2014

14 de abril de 1931






Con las primeras hojas de los chopos
y las últimas flores de los almendros,
la primavera traía a nuestra República de la mano.
Antonio Machado

Era abril y floreció una República.
Las mujeres y los hombres
salieron a las calles,


bulliciosas y entusiastas,  
y un frenesí rojo, amarillo y morado,
se extendió por avenidas y plazas.
La risa corrió,
imparable, desbordada, feliz,
dulce y aromática,
y miles de voces gritaron al unísono
¡Viva la libertad!
Y ese grito estremeció al mundo entero.
Y aquel día luminoso
se cantaron canciones hermosas
escritas con palabras hermosas.
Y hubo abrazos fraternales y puños en alto,
y siquiera por unas horas,
el hambre atrasada de siglos
ya no dolió tanto.
Era abril
y en el fondo de los corazones
de miles de personas
aquí              
floreció
como una rosa roja
la esperanza.


(Dedicado a la memoria de todas las mujeres y todos los hombres que creyeron en aquel sueño colectivo).

Poema inédito de Rafael Calero 

sábado, 19 de abril de 2014

ESTÁN MUERTOS YA - Elogio para Sacco y Vanzetti, un poema de John Dos Passos





Esto no es un poema

Esto son dos hombres en ropa gris carcelaria.

Un hombre se sienta mirando la carne enfermiza de sus manos—manos que no han

trabajado en siete años.

¿Sabes cuánto tiempo es un año?

¿Sabes cuántas horas hay en un día

cuando un día son veintitrés horas en una camilla en una celda,

en una celda de una fila de celdas en plantas de celdas

todas vacías con el vacío ahogado de los sueños?

¿Conoces los sueños de los hombres encarcelados?

Están muertos ya

Los autómatas negros han ganado.

Están quemados completamente

su carne flota en el aire de Massachusetts sus sueños flotan en el

viento.

“Están muertos ya” la secretaria del Gobernador da un codazo al Gobernador,

“Están muertos ya” el Juez de la Corte Superior da un codazo

al Juez de la Corte Suprema,

“Están muertos ya” el Presidente de la Universidad da un codazo

al Presidente de la Universidad

Las risitas secas salen de los muertos:

los muertos de cuello blanco, los muertos de los gorros de seda;

los muertos de la levita

Entran y salen de los automóviles

respiran hondo con alivio

mientras suben y bajan las calles de Boston.

Están libres de sueños ya

libres de grasientos jeans carcelarios

sus voces vuelven en mil juergas

cantando una canción

para estallar los tímpanos de Massachusetts

¡Haz un poema de eso si te atreves!



Traducción de Zakary Payne. El poema original “They Are Dead No” de John Dos Passos
se publicó en el New Masses, October 1927, 228–229.
Esta versión con su traducción al español y la nota del traductor se publicó en
Piedra del Molino, #19, Otoño 2013.

domingo, 13 de abril de 2014

CRACKERJACS




Te lo podría haber contado,
en los viejos tiempos,
en el parque,
o patinando colina abajo,
de qué iba todo esto.

Me habría sentado junto a ti
en alguna escalera
y te habría dado medio chicle
y, entre las pompas
y las risas,
te lo habría contando.

Pero ya somos adultos.
Y es todo tan complicado
cuando amas a alguien.

Ahora, cuando abro mis crackerjacks,
ya no encuentro un anillo en forma de corazón.
Sólo un acertijo
que  no quiero resolver.


Assata Shakur. Una autobiografía. Ed. Capitán Swing, 2013

NOTA: Crackerjacks es una marca de palomitas y cacahuetes muy popular en EEUU que se vendían en bolsas en las que venía un pequeño juguete o premio de poco valor, ahora sustituidos por adivinanzas y chistes.

sábado, 12 de abril de 2014

SOBRAS - QUÉ QUEDA -un poema de ASSATA SHAKUR




Tras los barrotes y las verjas
y la degradación,
¿qué queda?

Nos encierran adentro, nos encierran afuera,
nos encierran abajo,
y luego, ¿qué queda?

Quiero decir, tras las cadenas que se enredan
en el gris de cada mente,
cuando se atascan los barrotes
en el corazón de mujeres y hombres,
¿qué queda?

Tras las lágrimas y las decepciones,
tras el aislamiento solitario,
tras la muñeca llena de cortes y el peso de la soga,
¿qué queda?

O sea, es decir, tras los besos del comisario
y el blues del córrete-ya,
cuando al buscavidas le han buscado las vueltas,
¿qué queda?

Tras los esbirros y los matones
y el gas lacrimógeno
tras los carceleros y el calabozo,
tras las trolas
¿qué queda?

O sea, es decir cuando sabes que dios
no es de fiar,
cuando sabes que el loquero
es un camello,
que la palabra es un látigo
y la placa una bala,
¿qué queda?

Cuando sabes que los muertos
siguen caminando,
cuando sientes que el silencio
habla,
que dentro y fuera
son sólo una ilusión,
¿qué queda?

O sea, es decir, ¿dónde está el sol?
¿Dónde están sus brazos y
dónde sus besos?
Hay huellas de labios en mi almohada
sigo buscando.
¿Qué queda?

O sea, es decir, nada está quieto
y nada es abstracto.
El ala de una mariposa
no puede alzar el vuelo.
El pie sobre mi cuello
pertenece a un cuerpo.
La canción que canto
pertenece a un eco.
¿Qué queda?

Quiero decir, el amor es concreto.
¿Es mi mente una metralleta?
¿Es mi corazón una sierra?
¿Puede hacer real la libertad? ¡Claro!
¿Qué queda?

Estoy en la cima y al pie
de una bajar-quía.
Soy una amante de la tierra
desde siempre.
Amo
a los fracasados y la risa.
Amo
la libertad y a los niños.

El amor es mi espada
y la verdad mi brújula.
¿Qué queda?


Assata Shakur. Una autobiografía. Ed. Capitán Swing. Madrid, 2013