documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

miércoles, 1 de julio de 2015

2 poemas de MONÓTONOS GOLPES DE ESTADO de IVÁN RAFAEL






Con Jorge M. Molinero

Un poema no sirve para nada.
Un poema no romperá la luna del escaparate.
Un poema no será la piedra que vuela por el aire.
Un poema no abrirá los dedos ni alzará el brazo.
Un poema no se agachará a por un adoquín de la calzada.
Un poema no cambiará el mundo.
Y sin embargo,
un poema se agachará a por un adoquín de la calzada.
Y sin embargo, un poema alzará el brazo
y abrirá los dedos
y volará por el aire como una piedra
y romperá la luna del escaparate
y te cambiará a tí
y a mí
que somos los que no servimos para nada,
ni siquiera
para cambiar el mundo.





El cetro sin seguro y con el índice.
La pluma de escribir semiautomática.
El mazo con la mira telescópica.
La tiza con un dogma en la recámara.

El báculo de asalto anatemático.
El dólar humeante tras un crédito.
Apuntan tan constantes y monótonos
que el tanque, por ahora, impertérrito.     




Iván Rafael. Monótonos golpes de Estado. Ed. Amargord. Madrid, 2015  



martes, 30 de junio de 2015

3 poemas de JOSÉ MARÍA GARCÍA LINARES en DISIDENTES: antología de poetas críticos españoles (1994-2014)




URNAS


Para que haga
con tu vida
lo que quiera.



(De Muros; 2010)



LOS INDECIBLES


Esperamos tanto bajo el cielo
que se han ido derritiendo
en el recuerdo las palabras.
No sabemos cómo nos llamamos
porque hace meses
que murieron los pronombres.
Vivimos en los infinitivos,
en los adverbios sin lugar,
en un texto incomprensible.
No nos quedan adjetivos
para calificar el tiempo y sus pesares,
y tememos olvidar esta desgracia,
los colores del dolor,
lo que antes era injusto en el desierto
y empieza a no ser nada.
Somos miles de significantes sin significado,
portadores de mensajes extraviados
sin origen ni puerto de descanso.
Cómo vivir, cómo decirnos
con el alba cuando aprieta el hambre,
cómo decirte que soy yo,
que la boca de tus senos
sigue grabada desde entonces
en lo más profundo de la vida.
Acaso hemos perdido, y son ya tantos,
el derecho a pronunciar nuestro derecho,
a reencarnarnos cada día en las palabras,
a ser hombres y mujeres con historia…

Vuelve a llover.
A lo lejos, el mar, tan deseado,
su grisura, su libertad, su distancia…
Se mojan mis cabellos.
Se humedecen mis palabras.

Creer y esperar han empezado
a emborronarse.


(De Muros; 2010)


VOTA

Vota.
Ejerce tu derecho.

Quisiera ejercer también
mi derecho a una vivienda digna,
a un trabajo estable,
a una educación fiable para el niño,
a una sanidad sin colas,
a una justicia justa.
Quisiera llegar a fin de mes,
cobrar algo más de mil eurillos,
no trabajar más de diez horas
y poder ser libre.

Vota qué.
Ejerce qué.
Derecho a qué.


(De Muros; 2010)



JOSÉ MARÍA GARCÍA LINARES en DISIDENTES: antología de poetas críticos españoles (1994-2014). Ed. La oveja roja. Madrid, 2015. Poemas originalmente aparecidos en su libro Muros.

jueves, 25 de junio de 2015

4 poemas de DAVID ELOY RODRÍGUEZ en en DISIDENTES: antología de poetas críticos españoles (1994-2014)





VISTAS AL CAMPO DE BATALLA

Saben el precio de una vida,
el precio de una nube,
el precio del amor.
Sólo conocen bosques maderables,
y en sus planes se agrandan
los dominios de su crueldad.

Avanzan:
sepulcros a merced de la corriente.

Avanzan:
como avanza el silencio,
como se pudre un cadáver.



Mientras,
la belleza de los desertores
se ríe de los cálculos.

Mientras,
respiramos en el tiempo de la asfixia.

Mientras,
intentamos mirar
no con la mirada del amo.


(De Miedo de ser escarcha; 2012)




APARICIONES FUGACES DE PRODIGIOSA DURACIÓN


Súbditos de regiones clausuradas,
lejos de la verdad
de cada cosa,
malgastamos el tiempo en este exilio
en el vano país
de lo evidente:
esta enorme prisión,
este baile deshabitado.

Pero un niño secreto vive
bajo todas las máscaras.

A veces asoma su sed
yugular, descubre sus ojos primordiales,
y nos reconocemos:
vislumbramos en su inocencia libertaria
qué somos, quiénes.
La vida ocurre entonces:
hallazgo, sentido, reunión,
certeza de ser, la justicia
de una respiración tan verdadera
en los resucitados.

Ese niño secreto
se asfixia en la maleza de ilusiones,
se araña en signos huecos, mentirosos,
es por eso que nos implora
y susurra al oído su plegaria
como si nos dictase
la letra de canciones imposibles:

Habría que esquivar la muerte,
sus fauces tan abiertas,
vivir las horas
en crudo, de asombro en asombro.
Habría que nacer, darse a nacer,
tener la audacia
de aquiestar en el mundo,
probar a lo que sabe algo sin nombre,
apoyar las dos manos en su vértigo.

Sólo somos si somos aventura.

Sólo lo fugitivo permanece.


Pero no escuchamos bien qué dice
hay quizás demasiado ruido
y no entendemos nada, nada.

¿Lograremos hoy el milagro
de la revelación de la materia?
¿Arribaremos absolutos,
íntegros, a los otros?
¿Podremos hoy vencer los miedos
y ver más claro, hacer verdad?

Casi todo nos pasa inadvertido.

Un niño prisionero se hace sangre.


(De Asombros; 2006)




LABOR


Yo traje a este sitio mi cuerpo
y aquí lo desgasto en jornadas,
aquí me esfuerzo de luna a luna
hasta que la palabra descanso
florece hermosísima en la boca.
El techo bajo el que nos guarecemos
es provisional e inestable; en ocasiones
confundimos todo esto con un hogar.
Conformamos una familia extraña:
hermanos bajo las luces permanentemente encendidas
de la videovigilancia, sacándole punta al tiempo
en una labor enhebrada por obediencias
y desobediencias, sutiles percepciones,
soledades y compañías, diálogos callados.
Vistos desde lejos parecemos granos de arena
arrastrados por un viento inútil. “¿Y qué importa?”,
nos decimos los unos a los otros.
Pero en los sueños murmuran sombras
que nos interrogan y nos turban, que musitan:
¿Cómo se puede ser arena
sin ser desierto, sin sufrir la sed?”

El jornal no paga la sangre de mis horas, su alto sacrificio.

En el trabajo está prohibido hablar.
Pero yo hablo. Todos hablan.


(De Para nombrar una ciudad; 2010)


UNA HABITACIÓN CERRADA

La noche en que vimos los peces muertos
aún no sabíamos nada.
Aún creíamos en la luz, el aire,
el agua, una tierra posible
bajo los pies.

Había palabras entonces,
y esas palabras decían lo que señalaban,
eran usadas en alguna dirección,
no eran todavía bocas
devorándose a sí mismas.

Aún no sabíamos nada.
Y aún hoy, ¿qué es lo que sabemos?

Cuerpos consumidos por la cobardía,
por alistamientos y humillaciones,
aprenden a vivir donde la vida no es posible.

Detenidos y golpeados en las comisarías del miedo,
nos esforzamos en amar agónicamente
cada instante que huye
mientras en los sueños se aparece, pertinaz,
una luna negra que se asfixia
en el fondo de los pozos.

No se oye nada.

Nadie abre la puerta.

Imaginamos el olor a otoño de la calle,
olor a carne quemada y pasadizo,
más allá de este cuarto atestado
y vacío, de este hueco.

Algo sucede:
alguien se arrodilla y dice
una lenta oración en la noche.

De pronto otra vez silencio,
nada.

Aunque pudiéramos ver,
nadie se atrevería a mirar.


(De Desórdenes; 2014)




David Eloy Rodríguez en DISIDENTES: antología de poetas críticos españoles (1994-2014). Ed. La oveja roja. Madrid, 2015

miércoles, 24 de junio de 2015

2 poemas de JOSÉ MARÍA GÓMEZ VALERO en DISIDENTES: antología de poetas críticos españoles (1994-2014)



GUERRA

Después de la batalla
regresaron los héroes.
Nada había cambiado en ellos.
Traían los mismos ojos cerrados
que antes de partir.


(De Travesía encendida; 2005)


Te quiero,
te quiero
con todo mi caparazón.



(De Lenguajes; 2007)




José María Gómez Valero en DISIDENTES: antología de poetas críticos españoles (1994-2014). Ed. La oveja roja. Madrid, 2015

martes, 23 de junio de 2015

4 poemas de DAVID FRANCO MONTHIEL en DISIDENTES: antología de poetas críticos españoles (1994-2014)



LAVORO NERO, III


No es que ellos tensen la cuerda,
los nudos de hierro.
Sucede
que tú aflojas.
Y aflojas.
Y no dejas de aflojar.

Y ellos la van recogiendo.


(De Las cenizas de Salvochea; 2008)




UNA MANO CON UN MILLÓN DE DEDOS


“Los que viven por sus manos”
(Jorge Manrique)


Dicen:
La vida es esto
pisotear
una sombra hermana
desenroscar las extremidades
y cederlas al monstruo
al horario
Dicen:
La vida es esto
cebar el gaznate con ríos podridos
renunciar al futuro
desistir de la ruina
de los cadáveres con siglas
Decimos:
nuestros sueños se forjan
con materiales del deseo

y andamios de soluciones imposibles
Decimos
La vida es esto
Somos esto
un sueño que hace fugaces
las tinieblas.


(De Las cenizas de Salvochea; 2008)




LAS CENIZAS DE SALVOCHEA


“¿Y tú me pedirás, muerto sin ornamentos,
que yo abandone esta desesperada
pasión de hallarme en el mundo?”
(Pier Paolo Pasolini)


Los que se alcantarillan cuando las ratas vencen.
Aquellos que no oyen la sintonía
de angustia en cada sola multitud.
Los que creen que el hambriento sólo piden pan.
Aquellos que nos eligen mordaza
amparados en el nada tengo que decir
y en los hijos de violencia legal.
Aquellos que nos anudan corbatas
o nudos corredizos.
Aquellos que cuando restalla el látigo
se convierten en barrotes de jaula.
Los que más allá del fin de la Historia
o del fin de semana no se figuran.
Aquellos que malversan, que bienroban
y mejorviven.
Son los que exigirán que caiga sobre nosotros
el estruendo corriente de la muerte
que deambula por los despachos,
las celdas y las aulas en silencio.
Son los que desean barrer nuestras cenizas
bajo la alfombra roja de los palacios.


(De Las cenizas de Salvochea; 2008)



BAJO LOS ADOQUINES, LOS ADOQUINES


Sé utópica.
Y pide lo posible.
Aunque parezca
que está permitido.


(De Libro de la servidumbre; 2011)




DAVID FRANCO MONTHIEL en DISIDENTES: antología de poetas críticos españoles (1994-2014). Ed. La oveja roja. Madrid, 2015

lunes, 22 de junio de 2015

2 poemas de ZACHARY PAYNE en DISIDENTES: antología de poetas críticos españoles (1994-2014)



KAPU


Un hombre sólo será lo que él podrá soñar ser
miento
vivimos en un mundo rompe sueños
I had a dream
que de pronto murió
it didn’t die
mas bien fue asesinado
murdered
por una sociedad que ya teme a los sueños
que está asustada de los dreamers
dreams son karate
el arte de Guerra de las manos vacías
empty hands empty pockets empty fridges empty bellies
pero dream filled heads
Tiananmen: shanks against tanks
el poder para cambiar la historia


(De The Death Del Oso; 2012)


Innocence and Ignorancia
white, blue passport, who appears to have a little green
Bogotá 090809

antes he hablado de la deriva y naufragios
ahora hablo de pre$o$ encarcelado$

fui feliz en ser Human Eraser
pensando que podría borrar las fronteras
arrastrando mis pies al cruzar
soy viajero privilegiado
I come and go
y por más que arraso mi cuerpo contra sus líneas, se mantienen
por más que burlo sus leyes de emigración
sin pagar impuestos trabajando en negro
siguen negando la entrada of my brothers

no es suficiente borrar las líneas
o quemar los mapas
porque $omo$ pre$o$
encarcelado$ en un $i$tema
that doesn’t respect human life
no la respeta

ponen rejas en Ceuta
una muralla en Texas
piden papeles a la salida del metro
but even more important
every year the rich get richer
y los pobres más pobre

¿por qué tenemos miedo a lo diferente?
¿por qué tenemos miedo de ser iguales?
¿por qué tenemos miedo de tener lo mismo?
¿por qué tenemos miedo de vivir juntos?
¿por qué tenemos miedo de ser hermanos?
¿por qué tenemos miedo de amar?

I don’t have the answers
this fact scares me and sorrows my soul

no $oy inocente
no $oy inocente
no $omo$ inocente$
we are a family living in our cell$ of Ignorancia




ZACHARY PAYNE. The Death Del Oso. En DISIDENTES: antología de poetas críticos españoles (1994-2014). Ed. La oveja roja, 2015

LA VERDAD

(Francisco de Goya y Lucientes, Disparates, grabado 3, ‘Disparate ridículo’)


Les hablo

Ínclitos
crédulos
entregados

Les amo
¿o no?

Les tiendo
mi mejor caricia
enguantada

(La palabra asesinada
por la palabra)

(Ojos aviesos
con disfraz de suave mirada)

(Manos sudorosas
pringadas en falacia)

Si insisto, es verdad

¿No es verdad
la verdad

mi verdad?  


Armando Corveille Guerra, Goya de nuevo visitado, 2015