documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

martes, 22 de mayo de 2018

PROGRAMA DE LOS ENCUENTROS DE POETAS EN MOGUER, VOCES DEL EXTREMO: MUJERES Y POESÍA






ENCUENTRO DE POETAS EN MOGUER, VOCES DEL EXTREMO:

 MUJERES y POESÍA


Moguer, del 25 al 28 de julio de 2018


MIERCOLES 25 DE JULIO

11’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Inauguración de Voces del Extremo: Mujeres, Poesía
Inauguración de la exposición de Marcelo Díaz y Pedro Gómez
El pulso armado
Inauguración de la exposición de Gonzalo Ahumada Parra
Instalación  Espiral de poesía líquida, de Nieves Álvarez Martín

11’30. Fundación Zenobia y J.R.J.
Ana Ares - Berta Piñán - Diana García Bujarrabal -

Paco Moral. Mujer, género y poesía

12’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Ramón Ruiz
Chía Giraldez Tinoco
Pilar Redondo
Juan  Calle
Pepa Virella
Javier Arnaiz

13’30. Fundación Zenobia y J.R.J.
Dante Medina. Querido amigo, JRJ, hoy tan cercano

18’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Marina Oroza. Fascinum

18’30. Fundación Zenobia y J.R. J.
Isabel Rivas Etxaniz
Olga María Echevarría
Luis Ascaso
Iosu Moracho
Conrado Santamaría
Amalia García Fuertes

19’30. Fundación Zenobia y J.R.J.
Mohamed Ait Laamin. El universo poético de las poetas andalusíes

20’00. Plaza de las Monjas
Eladio Méndez
Pura López
Montse Grao
Cristian Esteban Martín
Ángeles García Pérez
Laarbi Ghajjou

21’30. Plaza de las Monjas
Concierto. Pájaro Arlot

00’30. Casa Natal de J.R.J.
Cine. La España profunda: de Ortega y Gasset a Rocío Jurado, de Isaías Griñolo


JUEVES 26 DE JULIO

10’00. Poesía en la calle. Inicio en Plaza del Marqués.
11’00. Casa Natal de J.R.J.
Mei Vidal
Javier Dámaso
Eladio Méndez. Sangre Inocente

11’30. Casa Natal de J.R.J.
Rafael Calero. Las poetas beat

12’30. Casa Natal de J.R.J.
María Cano
Diana García Bujarrabal
Clara Arregui
Rufino Hernández Escudero
José Carlos Rosales
Carlos Da Aira

13’30. Casa Natal de J.R.J.
Milena Rodríguez. Poetas cubanas contemporáneas

18’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Manifiesto de Escritoras Canarias

18’30. Fundación Zenobia y J. R. J.
Manuel Batista. Huelva a través de su fandango

19’00. Fundación Zenobia y J. R. J.
Dante Medina
Antonio Ramírez Almanza        
Berta Piñán
Antonio Martínez i Ferrer
María Ángeles Pérez López
María do Sameiro Barroso

20’00. Plaza de las Monjas
Eladio Orta
María Luisa Domínguez Borrallo
Sagrario Manrique
Mecha Ribas
Mezouar El Idrissi
Esteve Boch de Jaureguízar

21’00. Plaza de las Monjas
Concierto: Marc García Arnau. Homenaje a Brassens

00’30. Peña del Cante Jondo
Teatro. No me agradezcan la visita, de Dante Medina

VIERNES 27 DE JULIO

10’00. Poesía en la calle. Inicio en Plaza del Marqués.
11’00. Casa Natal de J.R. J.
Esther Sanz
Mar Herrera. El Kuadernillo de la bruja
Tarha Erena Sarmiento. La jaula del corazón

11’30. Casa Natal de J.R.J.
Antología sobre la violencia contra las mujeres

12’00. Casa Natal de J.R.J
Concierto. Tomas Vera. Cantautor de acampadas

12’30. Casa Natal de J.R.J.
Miguel Ángel Pozo
Paco Prados
Rafael Santana
Luz Cassino
Pilar Tierra
Milena Rodríguez

13’30. Casa Natal de J. R. J.
Laarbi Ghajjou. La poesía femenina marroquí ante el reto de la modernidad

18’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Presentación de la revista Alameda 39
Presentación de la revista Azharania

18’30. Fundación Zenobia y J. R. J.
Presentación de Resurgencias. 35 maneras de manar

19’00. Fundación Zenobia y J. R. J.
Mohamed Abid
Ferran Aisa
Gema Estudillo
Ana Ares
Enrique Falcón
Montserrat Villar González

20’30. Plaza de las Monjas
Eloisa Alba
Belén Valiente
Fátima Bennis
Uberto Stabile
Carmen Herrera
David Trashumante

21’30. Plaza de las Monjas
Concierto: Carlos Ávila. Justicia Poética

00’30. Peña de Cante Jondo
José Caraoscura + Mhijea. Cuando la veo de vení

01'00. Peña de Cante Jondo
Carmen Barranco
Rafael Calero
Olalla Castro
José María García Linares
Francis Vaz
Paco Moral

SÁBADO 28 DE JULIO

10’00. Poesía en la calle. Inicio en Plaza del Marqués.
11’00. Casa Natal de J.R. J.
Rafael Calero. Mujeres, música y contracultura en España

12.00. Casa Natal de J.R.J.
Francisco Álvarez “Koki”
J. Seafree
Teresa Ramos
Manuela Parra
Carlos Ávila
Ányelo Fernández

13.00. Casa Natal de J.R. J.
Manuela Parra. Pintores republicanos en los campos de concentración en Francia: obras y mensaje

13.30. Casa Natal de J.R. J.
María Ángeles Pérez López & Monserrat Villar. Genialogías: génesis de una reivindicación

18’00. Casa Natal de J.R. J.
José María García Linares. La poesía de Begoña Abad

18.30. Casa Natal de J.R. J.
Carmen Ramos
Isabel Hualde
Maribel Díaz
María Gutiérrez
Acoyani Guzmán
Daniel Macías Díaz

19’30 Casa Natal de J.R.J
Niño de Elche. Antología del cante flamenco heterodoxo

20’00. Plaza de las Monjas
Elisa Torreira
Javier GM
Ángel Calle

20’30. Plaza de las Monjas
Ai-el-ela-Pandereteiras

21’00. Plaza de las Monjas
Concierto  de Gloria Cabrera, Tomás Vera, Étel Santos y David Perdomo. Los Cantos del Desencanto.  

18’00. Auditorio Casa Grande (Ayamonte)
Mario Rodríguez - José Cruz - Pedro Ojeda
Pedro Tavares - Isabel Martín - David Trashumante 

23’00 FIESTA LA POESÍA. Casa de las Retamas (Isla Canela)
Proyección: Vidas suspendidas, de Paco Volante
Presentación del libro de  Isabel Martín. 90.3 de vaciante
JAM POÉTICA CON TODOS LOS PARTICIPANTES.
DJ’s: Sebastián Miravent, Antonio Miravent, Paco Nieves,
y Antonio Cabrera.

THE BOOKSMOVIE. La Fonoteca de Poesía,
participará en el encuentro grabando la voz de los poetas participantes.





















lunes, 21 de mayo de 2018

LO LÓGICO Y LO RACIONAL O CUATRO PREGUNTAS A MANUEL SACRISTÁN DURANTE LA ÚLTIMA CACEROLADA CONTRA LA INSTALACIÓN DE INDUSTRIAS CONTAMINANTES EN LA CUENCA MEDIA DEL GUADIANA



para Daniel Rojo
y Jorge Riechmann
I

Por qué consigue Spencer Tunick
que seiscientas personas se desnuden en un glaciar suizo
y es imposible reunirlas para pedir una vivienda digna,
el fin de las cárceles
o llevar pan y medicinas a donde no hay.

Por qué consigue el capital que en Huelva
sean los mismos trabajadores los que se unan a la patronal
para defender la producción de su propio cáncer
y sea imposible unirlos para pedir el fin de la explotación
o el cierre de todas las industrias contaminantes.

Por qué es capaz el mercado de concentrarnos
para el consumo y el despilfarro
y somos incapaces de agruparnos
para intervenir conscientemente en la vida social
y proyectarnos en una sociedad sin clases.

Por qué consigue la censura de la cultura oficial
reunirnos en torno a sus mitos y sus parodias
y somos incapaces de pensar la vida como autoconciencia
y sentido de la libertad personal.


II

Y a pesar de todo, de nuestro escaso número,
nos fue confiada la escudilla.

Mientras la hagamos sonar no todo estará perdido.

En ella, cada moneda multiplica por infinito
contra las omisiones de realidad, contra sus negaciones.

Por eso, no te avergüences, agita la escudilla.

Allí donde las palabras son ríos
que van a dar a la caja de caudales
que es nuestro morir,
sea nuestra tarea irrenunciable
agitar la escudilla.

No para pedir sino para regalar,
para cantar la lentitud,
el camino perdido
pero regado con infinitas e intangibles miguitas de pan,
con la cálida y eterna floración
de lo enigmáticamente imprevisible.

Sí, también a pesar de las porras de la policía,
sea nuestra tarea, en medio del miedo y del ruido,
el lugar de las búsquedas donde nos lo jugamos todo,
el sonido de la escudilla que transmite
la más visible de las enseñanzas.


Antonio Orihuela. Esperar Sentado.  2ª. Ed. Ed. Ruleta Rusa, 2017.


domingo, 20 de mayo de 2018

PODEMOS




El 15M está muerto
ahora hay que enterrar
aquello en lo que se está convirtiendo.


Antonio Orihuela. Salirse de la fila. Ed. Amargord, 2016

sábado, 19 de mayo de 2018

3 poemas de LOS HUESOS DE MI ABUELO de ESTHELA CALDERON





AMOR SIN RIMA
Ciertamente amor mío
vivo sola, estoy sola
como una hormiga alada
que súbitamente muere
sin que nadie lo presienta.
Estoy sola, como los muros
rotos por el tiempo,
como el recuerdo que bebe
a sorbos la amargura.


Mi soledad es idéntica
al candelabro nuevo
que nadie compra,
al olvido de tu olvido
a la ausencia tonta
de un beso largo.

Mi espera se parece
al rasguño de un hada
sobre el cielo infinito,
al perfume guardado
en una cama difusa,
a los ojos que busco
y nunca jamás encuentro,
al golpe certero en la dulzura íntima,
al susurro del alba
sobre una orquídea marchita.

Y en el aferrado incendio
de mis días descubro que soy apenas:
un pequeño detalle en tu existencia,
un crepúsculo que muere con la tarde,
una lluvia de bendiciones y muerte,
un jarrón cotizado en una sala vacía.

Soy la luz que penetra
en tu cuarto
saturado de cansancio.






HABLANDO CON MIS GUSANOS
Anoche hablé con los Gusanos
que se comerán mis ojos, mi lengua y mis orejas
un día de estos a lo mejor no tan lejano.
Por ahora mastican Amapolas y raíces de Guanábana,
matando el tiempo hasta la caída de mi cuerpo
acurrucado en su casa de Pino.
Ellos dicen que no me dolerá:
un leve cosquilleo en las uñas de mis pies
y alguno que otro escalofrío en las tripas
será el aviso de su minuciosa faena.
Me han prometido fundirme con la tierra,
deslizarme sobre los colores de las mariposas
y lloverme en rapadura dorada
sobre el techo del cuarto de mis libros.
Pasarán ardorosos sus bocas
hasta desprender la pulpa de mis manos,
huesos grises y blancos serán la fortuna
que dejaré entre las tablas.
En el cerebro derramado sobre el lienzo
de un poema perdurable
irán descifrando letra a letra
hasta llegar a los arboles, piedras y flores.
Me han dicho que regresaré
en la musical corteza de un ronco Espavel,
o en la encolochada siesta de los Chilamates.
El sueño con mis Gusanos
es lo más prudente que he podido escribir
sobre la vida.





LEYENDA URBANA
Dicen que no hace mucho tiempo
un país pequeño arrancó la frontera
y huyó de su bandera, de su moneda y de su himno.
Lo siguieron los Guardabarrancos y los Sacuanjoches,
los Gatos ruidosos que vivían en los techos,
los Perros sin dueños que merodeaban en los mercados
y los Caballos famélicos apaleados por sus dueños.
Metió en su maleta al río con sus Tortugas,
Mojarras y Caracoles que no querían quedarse.


Subió sobre su cabeza
un saco lleno de leales semillas y granos.
Se fue.


Cuando los habitantes se dieron cuenta del abandono
ya era demasiado tarde.
Nadie sabía nada de nada.


Entonces, metieron nuevamente
sus alargados cuellos de caucho
en los opulentos huecos de mierda y basura
que les pertenecían.



Esthela Calderón: León, Nicaragua 1970. Autora de varios poemarios, entre ellos: Soledad CIRA, 2002), Amor y conciencia (UNAN-León 2004), Amor y conciencia (UNAN-León, 2006), Soplo de corriente vital (400 Elefantes, 2008), La hoja (Centro de Arte Moderno de Madrid, 2010), Coyol quebrado (400 elefantes, 2012), La que hubiera sido (Indómita Editores, Puerto Rico, 2013) Las manos que matan (Promotora Cultural Leonesa, 2016) y Antología bilingüe Los huesos de mi abuelo (Amargord, 2018). Novela 8 caras de una moneda (Editorial UNAN-León 2006) con una segunda edición en el 2009. Sus poemas han aparecido en diferentes antologías entre ellas: El consumo de lo que somos: muestra de poesía ecológica hispánica contemporánea (Amargord, Madrid), Alforja (México), Hermanas de tinta (Nicaragua), Trilogía poética de las mujeres en Hispanoamérica (México), El Turno del Ofendido (El Salvador), Ayahuasca Reader (Estados Unidos), Ghost Fishing Eco-Justice Antology (Estados Unidos). En las revistas World Literature Today (Universidad de Oklahoma), Translation Review (Universidad de Texas), Literature and Arts of the Americas (Americas Society-Nueva York), en St. Petersburg Review y en ISLE de Oxford Journal (Inglaterra). Ha ofrecido recitales a través de Centroamérica y Panamá, así como, en Estados Unidos y España. Actualmente, es la directora de la Promotora Cultural Leonesa (Nicaragua), Instructora Adjunta en el Departamento de Lenguas Modernas y Literaturas de la St. Lawrence University de Nueva York y editora de la revista cultural en línea Aquí y Allá de dicho departamento.

viernes, 18 de mayo de 2018

3 poemas de EL ESPEJO DISCRETO de ANA PÉREZ CAÑAMARES




Aunque yo lo olvide todo
que mi palabra no olvide
pelear por su utilidad:

como cuando mi madre
poco antes de morir
agarró mi brazo
y me dijo al oído:
“de una casa sin alegría
hay que salir corriendo.”

No sé si recordaba que yo era su hija.
No sé si sabía su propio nombre.
Por eso sé que sus palabras
eran la palabra de Dios.

***

En la orilla del tiempo he acabado
como un náufrago. Pero, ay, la belleza
de los peñascos que fueron escollos
de las tribus que me miran incrédulas
de los reflejos que me hechizan aún.
Los tesoros que vomitan los barcos
cuya capitana creí ser un día.
La desnudez que me irá vistiendo
de eterna reina de nada y nadie.


 ***

A las siete menos cuarto
del día dos de febrero
la helada va mordiéndome un tobillo.
No ha amanecido por el horizonte.

Calle abajo una madre arrastra a su hijo
fruto verde arrancado de los sueños.
“Venga, cariño mío, se hace tarde.”
Tarde. Febrero. Siete menos cuarto.

Aún no hay suplemento salmón
ni las Bolsas han abierto.
Sus estadísticas no soportan la intemperie.
A estas horas duerme la Macroeconomía.

Yo la he visto escondida en la legaña
de ese niño de tres o cuatro años.
Al parecer llegaba tarde al encuentro
con algo parecido a una conciencia.


Ana Pérez Cañamares. El espejo discreto. 
Fotografía de Juan Sánchez Amorós

jueves, 17 de mayo de 2018

4 poemas de EL ANGEL DE LA TEMPESTAD de JAVIER DÁMASO



Día de la poesía, 2016


“la vida que destruyen manchados de inocencia”

Miguel Hernández



¿De qué sirven los “días de”?

Hoy,
21 de marzo de 2016,
“día de la poesía”,
“día contra
la discriminación
racial” y “por el síndrome
de Down”.
¡Día tres veces “de”!

Lo que llevamos
en nuestros cromosomas.
Todo lo que llevamos.
La poesía y el odio,
el desprecio y la consideración,
la solidaridad y el oprobio.
Un día “de” para cantar a la
flor del cerezo y al ave
que vuelve de sus
migraciones del Sur.

Regresan los pájaros
y dejamos ahogarse a los náufragos
en el mar. Escondemos
al extraño, le privamos
de trabajo, excluido,
aunque ya no lo llamemos
anormal.

Pero a cambio,
seguimos tildando de putos
negros, putos moros
o chamacos
a quien viene sólo
a buscarse la vida
como nuestros viejos
migrantes del campo
a la ciudad.
De ahí venimos todos.

Un día “de” para ahogar
nuestra miseria
humana y cantar
a algo más
que a las flores.

Es lo que hay,
ahora que sabemos
que nuestras instituciones
europeas no miran más
que por el ojo
de su culo.

Perdonen ustedes,
me disculpen,
pero la ira
es también una
palabra poética.

Y hay que decir
frases inconvenientes
en estos días “de”
para que no sirvan
sólo de autobombo
a sinvergüenzas.

Hoy,
21 de marzo de 2016,
“día de la poesía”,
“día contra
la discriminación
racial” y “por el síndrome
de Down”.
No podemos decir menos
que lo que escupe
nuestra lengua,
nuestra boca poética,
nuestra rabia,
nuestra ira.


                                                            Foro romano


Tantas victorias,
                              tanto emperador,
                   tantos cadáveres,
                                   arrastrados detrás
y debajo de
                      tus arcos, templos,
                                palacios, columnas,
debajo de tus piedras,
                                 hoy muertas, calladas,
                            sepultadas.


¿Qué pueden hablar
                              de muerte y destrucción?
¿Quién devastó Roma?


¡Vengan e imploren
                      por los muertos!

El Imperio
                  mató cristianos.
Una amenaza
                   que se extendió
                                     como carcoma
disolviendo su dominio.

El Imperio
                  mató cristianos,
                                            sí.

¿Y qué hizo?
        ¿No se bautizó,
                        creyendo
               que con ello
                                salvaba su poder?
Y así todo fue
                     convertido en nada.

Todo aniquilado,
                            borrado casi.

¿Pero fueron
                     los bárbaros?
¿En verdad fueron
                                los bárbaros?

No, no fueron los bárbaros.
        Su devastación
                            llegó
                              hasta donde pudo.

Pero la destrucción
                          de Roma.
su completa
                  destrucción,
llena de odio,
                        no fue de allí
                                           de donde vino.
Otro imperio
                      suplantó su lugar,
otro imperio,
                       de nuevos pontífices.


Programa económico



El modelo económico
del gran economista
liberal
era como su vida afectiva
en los últimos años
de carrera:
una novia formal
de derechas
y una amante de izquierdas.
Había externalizado el gasto
frente a la generación
de su padre.
Se ahorraba el coste
del prostíbulo.



La catástrofe


“Nada se puede contra el ángel”

Jorge Guillén, Clamor


¿Y qué habrá que quemar para poder volver?

¿Dónde quedará el camino que hay que desandar?

Deambulamos en la noche cerrada como ciegos
hacia un precipicio. Nuestra sensatez no es más
que la rutinaria reiteración de nuestros hábitos.

Creemos acertar con la cordura desquiciada
que marcha como una cuerda rota de reloj.

Persistimos como mulas tercas habituadas a una senda
o escapamos al modo de animales desbocados sin destino.
Carentes de conciencia del rumbo y el final.

Seguimos un mapa equivocado.

El amor es un deseo sediento que vuela como un pájaro.

Nuestro desenfreno es la rueda del ingenio
de una torpe fábrica de dinero dislocada
que no aprovecha sino a unos pocos.

Vendemos sentimientos y compramos
las horas perdidas al por menor.

Quisiéramos volver al tiempo de la infancia,
donde todo era sencillo, brutal pero sencillo.

Hemos perdido el significado de la vida
y el sentido de la muerte…
la noción de lo grande y el valor de lo pequeño.
Todo se rompió como un cántaro frágil.

Y estamos aquí, ciegos y sordos, en medio del desastre,
incapaces de ver al ángel que nos sigue y nos advierte
y observa con desesperación esta catástrofe,
esta vorágine que nos conduce hacia la nada.


Javier Dámaso. El ángel de la tempestad. Ed. Páramo, 2018