documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

miércoles, 8 de junio de 2016

poemas de PATRICIA FERNÁNDEZ en VOCES DEL VIENTO SUR




Nos coméis la templanza, nos comemos cerdos padres de familia, los cerdos comen las orejas del más pobre y así, hasta el infierno.

I


Por las lomas de babilonia cargando diamantes
subía
jadeando en perro .
Satisface a tu muerto.
Chúpalo
(como dios el pelo de los ángeles engominados)
Que no te engañen las piedras vegetar no es de sabios vegetar no es de sabios
vegetar
cadáver respirando flores en gusano perfecto para
el tocado de la reina.
No
me frenes
el cosmos.


II


No somos los hijos de Auschwitz (ni del napalm)
Nos alumbró el neón de cualquier gasolinera.
Rociados como cerdos muy apretados contra el escaparate bebimos los modales,
lo vomitado por el gran monstruo.
Nuestra virgen fue la niña de Poltergeist que desapareció hasta los huesos
comida en el salón.
Ve hacia la luz......
La luz del fracaso espera a la salida de tu universidad.
No somos hijos de Auschwitz, luchamos libres contra un enemigo invisible.
Somos los negros clareados de cadenas psicotrópicas ,
los topos que creen ser pájaros y planean.
Los niños locos del carnicero angelical.


III


El arroyo puede ser cruzado ,levántate las faldas aunque las lleves sobre las nalgas,
levántate las faldas.
El agua esta caliente ,el ácido era solo terciopelo ,mira debajo de esa roca
hay mil llaves carbonizadas
Un caballito híbrido te escupe a los ojos pero las pestañas son para estos casos.
La llorona está solo entonando, es fan del jazz químico, de altura.
Date ya la vuelta y veras el fuego que dejan sus tacones de hueso en el mapa en la
tapa de unos sesos de cordero (eran para la cena).


IV
La cucaracha, la cucaracha es una hermosa sirena.
Tengo faldones, plutonio, la pluma perfecta. Una corona (lejía), un vehículo atestado de
pájaros, las medias rotas por correr alto.
Tengo tus dientes (saco) no tengo ojos (sal), no tengo tiempo, por ser del tiempo lo pierdo.
Arrojo arrugo ¿arrugas? No tengo ojos.


Creer
hace falta creer
sino, el monstruo se asusta, se pone peluca y lo confundimos con dios.


V
Veo más desde mi parque que tú en Roma.
Yo observo la sangre de los hombres y tú, monolitos, plastilina.
¡Oh rayo de sol que iluminas el culo del enfermo! ¡Oh amanecer pesaroso que fríes
las pollas de los capuchinos! Ora a la carne glotona del espíritu, yo alimento ese ser
deforme, alado que me rompe las vértebras.
El fin no es el mismo, la tumba será tapa de libro o anilla de granada.
Debajo, no es lo mismo, penetrar analmente a la muerte, parpadear, boquear plástico.




VI
(Balbuceo primario) o (Si un viejo fuera sincero)


Golem, cristal, ensotanado parnaso.
Promete zancada verde alud sobrepasa.
Mamá. Mamá cocina cochinillos para papá mata hadas.
Febril .No ciego ni tonto azar. Nacer, no morirse. Nacer cada día.
Duele piedra zapato rosa
Chicle mono pegado al coche.
Alhajas, lata de grisaceo, ojos pez lata.
Laca pelo mariposa.
Tumbona roca laboratorio contrato.
Emparedan familias sonrisa de perro.
Gasta guantes tapa galaxias.
Golem, amorífero canal privado.
Guata
fosa
nasal
Tranquilo.


Patricia Fernández.  En Voces del Viento Sur. Surada poética 2014/2015. 30 poetas de la conciencia crítica. Ed. El Desvelo. Santander, 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada