documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

sábado, 11 de julio de 2015

POEMAS DEL NO SIEMPRE de J. SEAFREE




POESÍA, PRIMERA PÁGINA


Sus palabras por el bien del progreso
La modernidad, el avance tecnológico
Sus medidas para sostener la inflación
Para reducir o elevar los tipos de cambio
Sus acuerdos para armar estas zonas
Y maniobrar en aquéllas
                                               Qué poco importan

Sus consejos para la seguridad ciudadana
Sus decisiones sobre política de reinserción social
Sus leyes para motivar a una juventud
Que no cree en ellos
                                               Qué vano ejemplo

Solamente son políticos-militares-ministros
Mandamases y hacemenos
                                               Que poco importan
                                               Sus vanos ejemplos

El mar no se va a secar
Ni se va a alejar porque ellos lo dicten
                                               Y no lo saben

El viento soplará
Donde haya rostros que estén esperándolo
                                               Y no lo saben

No vieron más rosas
Que las encerradas en un puño
Ni más árboles
Que los pintados en las banderas de su partido
Ni más yugos
Que los grabados en sus emblemas

Se olvidaron
De la cultura, de los artistas, de los niños…
Hablan de producto nacional bruto
Y nunca de la amistad
Planean una compra de aviones de combate
Y no aprendieron a volar

Molestan diariamente
Con sus noticias de primera página
En sus periódicos de mierda
Donde nunca fueron noticia los versos.





POEMA CASI BLANCO

(aproximadamente, homenaje a la película “Pink Floyd, el muro” de Alan Parker)


Hay días que no pasan, sino que mueren
O más bien, que lo matan a uno

Hay días de un pasado frío aunque con abrazos
De unos recuerdos un poco escombros y no mal olientes
De un ambiente oscuro en un cielo gris, blanco y negro

Y un grito, sólo un grito hacia la nada
Un grito perdido en un abismo
Un grito que sucumbe, desesperado
En un laberinto donde las sombras son menos sombras
Donde las paredes, sin cerrarse, aplastan

Pero en un rincón, sin apenas luz
Suena una música que se salva de toda acusación
Y su letra son los versos de quien no conoció
Tristezas, heridas, tormentos…

Toda reja es un trauma, aunque sea necesaria
Y dentro, trabajando la realidad
                 Sudando las horas
                 Pensamiento, espera y demás matorrales psíquicos
Y fuera, maldito-bendito dinero

El muro es el pasado y parte del presente
Cada año de vida es un ladrillo en el muro
                        Inquietudes frente a temores
                        Alegrías frente a recelos
                        Inquietudes con i de indecisión
                        Alegrías con a de apesardetodo
                        Temores con t de tristeza
                        Recelos con r de resentimiento

Tristeza tan aciaga
Felicidad en la melancolía, triste consuelo
Pero la alegría es frágil
Y muchos son sus enemigos

Habéis visto nubes que cierto día marcharon sin despedirse
Habéis visto horizontes que se alejaban
Con los ojos cerrados de la noche
Habéis visto edificios grandes derrumbarse
Y no conocemos el nombre del viento

Las alas extendidas dan sombra a nuestros pies
El águila-ansiedad que sobrevuela nuestro ecosistema
De prisas, de fechas, de infortunios, de tropiezos
Es una sinopsis de hechos
Es una autopsia sobre el ayer

También las palomas derraman sangre
                                   Caen heridas

Si en la ruleta apuestas por la muerte
No tardarás en ser afortunado

Siempre las guerras son protagonistas de la historia
Pero no les vamos a dar el oscar
Sino una pala
                        Para que se autoentierren
Una llama
                        Para que se autoincendien
Un futuro
                        Para que sean pasado
Un adiós
                        Para olvidarlas

Incluso las flores se vuelven espinosa alambrada
Cuando las fecunda el veneno con su polen de muerte

El tiempo se reproduce, se esparce, se consume
                  Se bifurca, se señaliza, se acrecienta
                  Se espanta…
                  Huye y se ríe de nosotros
                  Salta en la noche cuando dormimos
                  Oscila si le pedimos que nos conduzca rectos

El tiempo parirá más tiempo
Seguro como la muerte (que siempre es un destiempo)
Un acto de cobardía para con el tiempo

Quizá abril, agosto u octubre
Se subleven y dejen de ser esclavos del año
De los años, de los siglos

Los niños no buscan justificación para sus actos
Satisfechos, colman sus deseos en el juego, en sus risas
                        Y los niños educarán a sus progenitores
                        Y les harán ver que también
                        Ellos fueron niños antes

Los huesos son el último testimonio de la existencia
Y las piedras también los cubren

Tampoco los huesos hablan
Ni la sangre, ni la savia, ni el agua
Aunque suenen, circulen y se agiten

Mamá no será tu mesías
Nada salvará la esperanza mas que las palabras
Pero el temor y la angustia magnos
Que ciertos encantos disipan
Son como las hormigas:
                                               Un pisotón cerca del hormiguero
                                               Les dispersa
                                               Después regresan a él

Os fusilaría a todos:
Al tiempo, a los miedos, a la realidad
Al dinero, al pasado…
Y pena capital para la tristeza
Que emane, procede y fluye de lo antedicho
Como un río sin temperatura
Pero con un caudal que todos conocemos.

Muy lejos, muy lejos
Pretensiones por deshacer lo pretérito
Pero tampoco el perdón sirve

¡Basta! ¡basta!
Muro o veneno
Y los ojos se cierren o se abran libremente
Al menos los ojos son libres.





J. Seafree. Poemas del No Siempre (1986)









1 comentario: