documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

jueves, 31 de diciembre de 2015

6 poemas de DELMA CECILIA




Embriaguez

Miles de cristales punzan esta llaga de recuerdos.
Largas astillas mezclan  la copa de mi vida
manantial de tristeza.  
Flota mi libertad  en la caldera del mundo
alas mojadas, mariposa del ártico,
sangre fermentada en rebeldía.
  entrañas  de esclavos y serviles
maceran el vino de esta humanidad.
Mi historia es  la  redoma que  beben los caciques
vino que carcome la garganta del diablo.
Bebamos juntos,
Que mi llanto de serpiente los colme de veneno
Y caigan uno a uno
Como aguacero negro.
Bebamos,
Solo queda la nada entre mis manos
y la utopía sangrando por los ojos.




Basurero

Una  triste fumarola
Se retuerce gris y moribunda
escapa de un costal
entre huesos y metales.
Mandíbula  de humo
 Devorando las nubes que la observan.
En el suelo,
los abrojos,
Retorcidas criaturas engarzan a la tierra
Malévolas raíces.
Conquistan el  paisaje solitario inorgánicas medusas de papel,
roídas mariposas de plástico
 navíos de alcantarilla,
Escudos de cartón,
Lagartos de unicel.
La basura nace muda,
Nace odiando,
semilla de la muerte germina en el concreto,
pariendo un holocausto silencioso.





Armario

El mundo es un perchero,
tomamos nuestros trajes
Mandamos al armario la utopía
las alas mutilamos a los sueños
Y con satines el cuerpo decoramos.
Para salir al mundo
Tomamos la venda y vamos a la moda
ceguera,  indiferencia.
Humanos- maniquíes flotan en la redonda caja de Pandora.
Odio la hipocresía de la seda,
me arrojo desnuda a los caminos.




Lo cotidiano.

El tiempo es un grillete
Los minutos,
anzuelos invisibles
Yo, muerdo su señuelo.





Amarras de tiempo

Abro las cortinas
con esta lupa de nostalgia.
El autobús avanza
Sobre una  línea inagotable
Una luz corta suavemente el gris de la memoria
Miro,
El sol se abre paso en los recuerdos.
Un pasajero entrelaza el sombrero con las manos
Acaricia la rugosa arquitectura de sus dedos.
Dejo los minutos reposando,
Un cristo me observa de reojo
Descuida su vista del camino.
Una falda ancha,
Un llanto, una sonrisa.
Entiendo al fin.
El vacío cotidiano asesina el capullo de la mente.
Sobrevivir, es la única agonía.
Hace mucho
Que no  soltaba las amarras del tiempo.




Gato blanco

Qué  palidez de mundo,
Un gato blanco
Contempla la tristeza de la acera.
Ronronea en las esquinas de mi hartazgo
Maúlla taladrando mis nostalgias.
Pantera de luz,
Acaricia mis ojos con sus ojos.
Ven y arranca mi careta con tus uñas,
Desgarra  esta cobardía  que me vuelve muda.
Araña mis temores
Lame esta historia retorcida.
Déjame desnuda de pasiones
Obséquiame tu  andar desenfadado,
Tu salto sin preámbulos.
Quiero no ser
Tan asquerosamente humana.



 Delma Cecilia
























No hay comentarios:

Publicar un comentario