documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

viernes, 12 de febrero de 2016

4 poemas de EL RUIDO DEL DESHIELO de IBON ZUBIELA MARTIN






Comprendo que la mentira es engaño y la verdad no.
Pero a mí me han engañado las dos.”
Antonio Porchia
28.- VÉRTIGO

Vértigo
en la sinceridad fracasada
de mi alma
prostituida
en la rebelión
de los sentidos
mutilados de concupiscencia
naufragados por la esencia
de la cordura
vértigo
a jugar en la noche
bailándote por dentro
con la melodía
de los suspiros
coloreando el amanecer
con el sabor
de la melancolía
vértigo
a volar contigo
a ser feliz
vértigo
a tus alas
desplegadas en el hechizo
de las mareas
vértigo
en cada silencio compartido
por cada caricia derramada
vértigo
a sentir
a levantarme
añorando la ausencia
de tu recuerdo
llorando tu vacío
vértigo
a la soledad
a la coraza
que me aleja
de tu lado
condenándome
al ostracismo del vencido
vértigo
al ruido
de la lejanía
de la necesidad
de la rutina
vértigo
a la caricatura
de mis sentidos
desdibujados
en la lejanía
de la duda
vértigo
a perder
convirtiéndome en historia
deshaciéndome
en cada segundo derramado
vértigo
a la vida
a la muerte
vértigo
a no saber
vivir mi vida.





La historia es nuestra y la hacen los pueblos”
Salvador Allende


34- PRÓXIMA ESTACIÓN

Déjate llevar
por la senda del tiempo
caminando por el filo
de lo posible
déjate llevar
y descubrir los errores
que compatibilicen las debilidades
que nos hacen fuertes
en nuestras diferencias
déjate llevar
abriendo la puerta
de la esperanza
en el riesgo del dolor
con los desastres acumulados
en la piel de nuestro pasado
déjate llevar
compartiendo un futuro
creando un proyecto común
con la química
de nuestras manos
forjando los sueños
o los fracasos
déjate llevar
sintiendo los besos
las espinas
en el mapa de la concupiscencia
disfrutando los segundos
prestados a la noche
déjate llevar
más allá del final
del principio inacabado
en el conflicto de individualidades
superando los temores
de la revolución
de los ombligos
déjate llevar
sin medir las palabras
oxidadas en el recuerdo
las miradas cruzadas
en lo desconocido de la duda
analizando la inestabilidad
en la contradicción del deseo
déjate llevar
abrazada a los sentimientos desnudos
y quizá de nuevo la vida
nos sorprenda.





Entre la vida y yo hay un cristal tenue.
Por más claramente que vea y comprenda la vida,
no puedo tocarla.”
Fernando Pessoa

36- SALTO AL VACÍO

Ya se que para ti
tan solo soy
otro más
un recuerdo que coleccionar
en las estanterías
de la indiferencia
junto con los libros viejos
dejados de leer
en los poemas del ayer
ya se que tu
solo buscas
probar la superioridad
de tu sexo
sobre la técnica
aprendida con la edad
de tus víctimas
de tus palabras vacías
como juicios
sentenciando la libertad ajena
jugando con la inocencia
los sentimientos
de las marionetas de papel
ya se que buscas
apagar tu deseo
con el rojo de mis manos
probando la inmortalidad
de tus besos
en la dulzura
en la lujuria
de lo desconocido
ya se que no soy
el reflejo de tus rimas
susurrando el porvenir
con sonrisas y abrazos
ya se que no seré
tus lugares comunes
con olor a hierba fresca
derramados con las lágrimas
del tiempo
sembrando un nosotros
en la frontera de la utopía
ya se que cerrare los ojos
y ciego
caeré al vacío
con la última silaba muda
del silencio sordo
ya se que mi cobardía
o mi valentía
te abandonaran unan madrugada
con las excusas comunes
de comidas familiares
cerrando el dolor
con un portazo de mi orgullo
cambiando la quimera
por otro fracaso
ya lo se
todo lo se
pero no puedo
dejar de correr
al precipicio de tus labios.





Para ese poeta que hace canciones, Silvio Rodríguez. Un homenaje hecho con
sus canciones, desde la humildad de las generaciones que hemos aprendido
sentido y reído con su música y sus letras.

39- SILVIOTOPÍA

Esto no es una elegía
ni la historia de las sillas
o el monólogo de la desilusión
es el reparador de sueños
como un sueño triunfante
o el epistolario del subdesarrollo
porque en estos días
de cita con ángeles
de causas y azares
y fusil contra fusil
vuelve a llover sobre mojado
si seco un llanto
por eso te doy una canción
la canción del elegido
la canción de un trovador errante
en busca de un sueño
tan solo
un resumen de noticias
en el día feliz que esta llegando
por eso esta canción
es una canción en harapos
tocando fondo
es una canción urgente a Nicaragua
al mundo
es la resurrección
hacia el porvenir
sin hijo, ni árbol, ni libro
para que venga la esperanza
al final de este viaje
sin testamento
porque
el tiempo esta a favor de los pequeños
en el sortilegio de esta primavera
con diez años de menos
hoy es la víspera de siempre
una expedición al amanecer
una oda a mi generación
de días y flores sin fronteras
hoy es una carta a Violeta Parra
esa pequeña serenata diurna
de locuras anónimas
y el dulce abismo
hoy mi deber
es inventarme el fin de año
y el reino de todavía
para ir allí a donde van
las flores nocturnas
para convertirme
en el pintor de las mujeres soles
y dibujar la gota de rocío
de domingo rojo
porque aunque no este de moda
debo partirme en dos
entre el espanto y la ternura
porque en mi calle
cuando digo futuro
escribimos alabanzas
verbos en juego
de palabras sin nombre
así que respira el calendario
y vamos a andar
por quien merece el amor
porque no hacen falta alas
para ver mas allá
para soltar todo y largarse
en defensa del derecho humano
así que imagínate
compañera
que somos el necio que vive
sin tener precio
que la era esta pariendo un corazón
que solo importa lo de más
para ir del sueño a la poesía
y gritar por siempre
un ojalá.


Ibón Zubiela Martín. El ruido del deshielo. Ed. Amargord. 2015

1 comentario:

  1. Muy bueno el poemita de Silviotopia, con retazos de las canciones del maestro. En el resto de los poemas aprecio la sinceridad, el querer decir explícitamente y la osadía de hablar en desnudez. Zorionak.

    ResponderEliminar