documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

martes, 1 de noviembre de 2016

PECES FUERA DEL AGUA de JORGE RIECHMANN (y IX)




allende los negocios

Te dicen que vivir es encontrar tu “modelo de negocio”… Pero la vida es, casi exactamente, lo que comienza más allá de los negocios.



lifestyles

Se nos habla de estilos de vida alternativos --¡para no tener que hablar de modos de producción alternativos!



espiritualidad

Si se trata de la creencia infantil en superseres con superpoderes que nos limpien de nuestros pecados (asunto que, deberíamos tenerlo claro, cae bajo nuestra exclusiva responsabilidad), tal clase de espiritualidad no nos llevará lejos. Pero si se trata más bien de liberarnos del fetichismo de la mercancía, entonces toda espiritualidad será poca…

desmercantilizar

Mercantilizar desvitaliza. Y la vida, cuando prospera, desmercantiliza.



el amor la poesía

La poesía, reflexionaba Goethe, es un bien común de la humanidad. Se da en todas las épocas, en todos los países y regiones, potencialmente para todo el mundo. Hay que saber estar atentos.


una cultura envenenada de odio

Nuestra cultura está envenenada de odio (y por eso es tan destructiva y autodestructiva): el odio nihilista contra la naturaleza (ese haine de la nature que exhaustivamente analiza Christian Godin), el odio nihilista contra el futuro (que se encarna en odio homicida contra los seres humanos concretos que vivirán mañana), el odio nihilista contra la verdad (que conduce a desplegar la economía y la política sobre mentiras que no aguantarían cinco minutos de escrutinio racional)… Y sabemos que sólo podríamos, que sólo podemos construir sobre el amor.


un segundo consejo

En la medida en que la literatura es un juego de reconocimiento social, no nos sirve para nada. En la medida en que la escritura es un ejercicio de indagación, pocos asuntos resultan más importantes…


“estamos en derrota, nunca en doma”

Comunistas, después de la derrota del comunismo; anarquistas, después de la derrota del anarquismo; ecologistas, después de la derrota del ecologismo. Y no permitirnos el autoengaño respecto de la magnitud de esa derrota.

Que uno haya sido derrotado no implica que pueda permitirse dejar de luchar.


ante el abismo

“Los Estados-nación ya sólo pueden reducir la desigualdad marginalmente”, sentencia José L. Álvarez.[1] Análogamente podríamos subrayar: los Estados-nación, en ausencia de transformaciones revolucionarias (de signo ecosocialista/ ecofeminista), sólo pueden reducir la insostenibilidad del capitalismo marginalmente. Lo que tenemos ante nosotros es el colapso ecológico-social. Los pueblos, las grandes mayorías llegarán a tomar conciencia de ello: pero será demasiado tarde…[2] El Titanic, nos recuerda Ferran Puig Vilar, ya estaba técnicamente hundido algo antes de que nadie viera el iceberg e intentara, infructuosamente, bordearlo.[3]


una canción de los indios navajos

“Camina por el sendero del arcoiris; avanza por una senda de canciones, y todo en torno a ti será belleza. De cualquier fúnebre neblina es posible escapar por el sendero del arco iris.”



como si fuera nuestra

VAMOS POR LA VIDA COMO SI FUERA NUESTRA, pintaban en una de sus pancartas los activistas de la asociación vecinal Los Pinos, de Retiro Sur (en la ciudad de Madrid).




[1] Al final de un artículo –por lo demás interesante— sobre “El déficit populista del progresismo” (El País, 18 de febrero de 2014).
[2] A la pregunta “¿Por qué tanta gente en la clase trabajadora justifica y defiende el neoliberalismo?”, Terry Eagleton contestaba: “Siempre ha sido así. Hay dos razones para ello. Una de ellas es algo que siempre ha interesado a la tradición marxista: la ideología. Marx dice que las ideas dominantes de la clase gobernante tienden a ser las ideas dominantes de toda la sociedad, y Marx ha analizado cómo ocurre eso, cómo las instituciones y sus mecanismos conducen a la gente a aceptar cada vez más ideas que no velan por sus intereses.
La segunda razón es que si tienes un sistema que es injusto e inadecuado, un gran número de personas sufrirán por ello, pero si es capaz de proporcionar la satisfacción suficiente para seguir adelante, es racional pensar que la gente aceptará esa situación porque no saben cuál puede ser la alternativa, puesto que más allá sólo hay oscuridades y terror.
Las malas noticias para la izquierda son que la gente tolerará la explotación y la opresión mientras pueda seguir adelante. Las buenas noticias son que cuando deje de haber algo para ellos, se alzarán contra ese sistema con tanta seguridad como el día sigue a la noche, porque es racional hacerlo. Eso es lo que ocurrió con el apartheid de Sudáfrica, con los sistemas estalinistas en el Este de Europa, y por lo que surgió la Primavera Árabe. Nadie dice que vayan a tener éxito. No podemos saberlo. Unos pueden tenerlo y otros no. Todo lo que digo es que si no hay nada para que la gente se salga con la suya, es muy probable y también muy racional que se desafíe dicho sistema.”  Eagleton entrevistado en El Confidencial, 23 de abril de 2014 (http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-04-23/malas-noticias-para-la-izquierda-la-gente-tolerara-la-explotacion-mientras-tenga-algo_119657/ )
[3] Ferran Puig Vilar, “¿Hasta qué punto es inminente el colapso de la civilización actual? – 3. Percepciones humanas de los sistemas naturales y económicos”, anotación en su blog Usted no se lo cree del 27 de diciembre de 2014. Puede consultarse en http://ustednoselocree.com/2014/12/27/hasta-que-punto-es-inminente-el-colapso-de-la-civilizacion-actual-3/#more-9713




 Jorge Riechmann. Peces fuera del agua. Ed. Baile del sol, 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada