documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

jueves, 5 de noviembre de 2015

3 poemas de HOTEL VIVIR de FERNANDO BELTRÁN






CANCIÓN DEL HIJO

Mi padre no fue bueno ni malo, era mi padre.

Imposible recomponer ahora aquel complejo puzzle.
Tendría de antemano que morirme de frío.

Subir a la escarpada montaña de los padres
que miran desde arriba hacia sus hijos
y oír de pronto atrás los pasos de mis hijas.

No soy bueno ni malo, soy su padre.

Un puzzle que no acierta a ordenar sus latidos
y disfraza de verso miedo y dudas.

Bajar hasta los valles profundos de los hijos
que miran desde abajo hacia sus padres
y oír de pronto arriba la voz de las cenizas.

Música y duelo.

No era bueno ni malo. Era mi escollo.

No soy bueno ni malo. Soy su nudo




LA GABARDINA DE MI PADRE

La que se cae a trozos,
la que uso todavía cuando viajo al norte,
como se aferra el don de un comodín.      

Recuerdo que al probármela                            
descubrí en sus bolsillos caramelos de menta
y un papel con los últimos recados.

Miel, manzanas, dos paquetes de Kleenex,
unas pilas de larga duración
que no cumplieron nunca su promesa,
y una nota final: Librería Hiperión.

Aún tiemblo.

Mi padre que pensé no había leído nunca
los libros que escribí,
los conocía todos, me dijeron, los compraba frecuente,
me dijeron, y elegía con pausa, me dijeron,
en función del regalo y la persona
a quien quería hacérselo, su médico, vecinos,
sus amigos, a cada cual un título.

No podía creerlo.

Yo experto en sus silencios, él experto en mis fríos.

Dos buscándose, y nunca.

Así la vida





  
MADRE

Hay cosas que no pueden suceder.

No estamos preparados.

No pueden suceder.

Me bajaría a mitad del recorrido,
me arrojaría en marcha incluso
de este pánico tren para que nunca
sucedieran las cosas que no pueden suceder.

Y no me diga nadie ley de vida.

Si lo es, no me sirve. O al grito le da igual.

Hay cosas que no y nunca.

No hay fruto si no hay árbol.
Cómo vivir después.

Hay cosas que prefiero no pensar.

Cojo este tren urgente, pero sólo
porque quiero besarla, nada más
y regresar mañana ileso y confirmando
que está mejor y hay cosas

que no pueden suceder





Fernando Beltrán. Hotel Vivir. Ed. Hiperión, 2015







1 comentario:

  1. Grande don Fernando en esta hermosa muestra, levanta concisas sugerentes estrofas que nos invitan o instigan a viajar en paralelo hacia otros mundos.
    Un gran saludo.

    ResponderEliminar