documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

domingo, 28 de agosto de 2016

7 poemas de LAS FRONTERAS DEL AIRE de MARIANO CALVO HAYA




Prestidigitadores


Supe una vez de un hombre
que veía lo que nadie más veía.

Mas la magia no está en lo que se ve,
sino en los ojos del que mira.
En la propia mirada, en el filtro inteligente.
El prodigio está en detener lo que se mueve,
en parar la vida un instante
y, mientras las vida sigue,
que ese tiempo se haga eterno.
Como pequeños dioses,
sacar de entre las aguas
el rostro iluminado de la doncella.

Supe una vez de un hombre
que hacía niebla con las manos.



Alturas


Quizá como ser
la rama más alta
en el árbol más longevo.
O bien, el vigía
que desde el palo mayor
descubre tierra
entre las nubes.
La rapaz que aletea
sosteniéndose ingrávida
sobre las redes del aire.
El último aliento
del alpinista
que al fin contempla
a sus pies
las geografías del hielo.
O nada más,
un hombre
que lee un libro.  



Bajo cero


Hay razones que tú sabes para el frío.
Cien razones que desvelan en tu rostro
los ojos opacos de la muerte.
Pero callas y sigues caminando,
con fidelidad infatigable,
alrededor de la noria del instinto.
Son tus manos pájaros de cólera dormida
y en tus hombros se adivina
todo el peso de las nubes.
Una línea recta puede ser,
en el techo de tu miedo, un laberinto.



Obsesión


Doy vueltas alrededor del mismo círculo
una y otra vez.

Pienso que con mis pasos
voy haciendo un sendero y que con mis ojos
fabrico el horizonte.

Y sin embargo, doy vueltas alrededor
del mismo círculo una y otra vez.






                                                     Capitalismo


O
tal vez
sea el momento
de entender que la base
en la que se sustenta la economía
moderna estriba en el despiadado esfuerzo
 de unos pocos afortunados para que inmensas
 hordas de oprimidos
se maten entre ellos






Transición del Comunismo
o por qué Marx no está de moda


O cómo
eminentes analfabetos
logran, sin pasar
por el materialismo histórico
y dejando a un lado
el materialismo dialéctico,
hacerse fuertes
en la incontestable atalaya
del materialismo práctico.





Noche de Reyes


Los niños que llegan hasta su trono no entienden las palabras con que los recibe Baltasar, el rey negro, el tercer rey.
Baltasar no domina aún el idioma del país. Por eso empieza los discursos, desde el balcón del Ayuntamiento, como puede, en castellano, y los acaba, como sabe, en soninké.
Baltasar durante el resto del año sobrevive comerciando por los mercados con bolsos de plástico y con gafas de sol de malísima calidad.
Como buen musulmán ignora casi todo de estos monarcas ubicuos y dadivosos que se presentan aquí todos los años por enero persiguiendo a alguna estrella.
En realidad Baltasar no es mago ni se llama Baltasar sino Ousmane Touré, y nunca olvida enviar unas cuantas fotografías (todos los años por enero) a su aldea junto al Río Senegal, para que sus vecinos se enteren de que a Ousmane Touré en Europa lo tratan como a un rey.


Mariano Calvo Haya. Las fronteras del aire. Ed. Amargord, 2015


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada