documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

jueves, 19 de enero de 2017

4 poemas de DESIERTO de Duna Haller



I

Ningune de nosotres tiene sus propias teorías.
Somos todes como pequeñas marionetas,
sólo actuando en una obra escrita por de
lo que nos rodeamos, de lo que llenamos
nuestras cabezas, y por las personas que
tenemos cerca.

No tenemos ideas propiasPoeta es la que, en medio de flechas…
catapultadas…. Extiende la guerra… hace la
guerra… se come la guerra… se folla a la guerra…
lenguajea la guerra…. Lucha por su casita…
un collar… y un buñuelo…. En el desierto. Y se
excluye del tiempo. Como si pudiera. ¡Qué lista, tú!

Poete es le que en medio de montañas, cava un
aujero, un señuelo, un algo que hace algo que come
algo y que, desde luego, vive. Que le da vueltas a la
cabeza, pero en realidad decide bien pocas cosas, que
lenguajea en el agujero, lucha por sus amiguites, por
muchos collares y unos buñuelos, y está en medio del
desierto, pero no se muere de sed. Vive en el tiempo.
Como quien puede, pero sin poder. ¡Qué tonte, tú!


II

Es increíble. No tengo ni idea de por qué soy le
primere en comentar, pero sentía que tenía
que hacerlo. ¡Es una canción increíble (es la
primera vez que la escucho)!

Se montan barricadas en la puerta del desierto.
Entran y cogen prestadas vidas,
con sus chustas al final, como las vidas que
merecen la pena,
incluso de infarto pulmonar.
Estamos condenades desde que miramos la
pantalla.


III

Estamos condenadas desde arrojar nuestras
ansiedades
a este enorme desierto
un verdadero desierto amenazante,
sin pelos en la lengua te digo, muy en serio, que no
nos entendemos,
algo de lo que dices tú es plata aterciopelada,
y yo sólo quiero carroña.
Me eduqué para época de sequía,
si me riegas demasiado, me muero.
Si me das una paliza, se me pondrán los ojos
amarillos,
porque mi sangre es como la arena del desierto,
se lo come todo, criaturas o reptiles de
interpretéritos,
ojos o parapénteles de caucho,
un diagrama que no entenderás nunca.
¿Qué estilo es el que sueña? El de les marginades.

Aun así,
¡tenemos todos los colores!

Hay una gama infinita de colores
Hay una gama infinita de granos de arena
que no acabas por entender.

Hago de la desinspiración desinteresada mi arma
frente a la borrasca
Del mundo que he viajado el mundo en el que
viajaré
y de los ojos que lo miran una religión sin dios
Espero que no sea mentira todo lo que tengo que
decir
Que no sea poco, me corté los huesos, pegué los
pósters con las cabezas de todos mis ídolos
Quemé sus rostros, empecé de nuevo, no dejé de
escapar a reinventarme

Porque tenía miedo de encontrarme frente a frente
Y verme tal y como soy

¿Dónde cortaste mi palabra y saltaste en medio de
una coma?
¿Dónde está la diferencia entre tú
y
yo?

Me escondí detrás de paredes rellenas de caucho,
aislantes perfectos y cuerpos encerados en crema

Creía no haber encontrado las estrellas ¿y qué
encontré?

¿Dónde me he perdido y por qué no puedo cruzar
esta línea?

¿Acaso son ojos los que me juzgan cuando miro
para arriba

Y para abajo estamos todes nosotres, queriendo,
luchando, viviendo

“Los puercos de la adolescencia”,

Ser joven carece de futuro – después desaparece

Ser joven carece de futuro

Les poetas cagamos, como todo el mundo.


IV

they said I wanna leave the city but when I
leave I’m in the desert when I leave I’m in the
desert and the desert reminds me of death

elles decían que quiero abandonar la ciudad
pero cuando abandono estoy en el desierto,
cuando abandono estoy en el desierto y el
desierto me recuerda a la muerte

Devil’s Coachwhip

Les poetes cagamos en todos los mundos y todas
las lenguas,
palabras que de no ser como la sierra no sonarían
a truco, a artimaña de esas de títeres.

Es que, como te decía, muy en serio, que yo no me
como los mocos, no señor,
no sé por dónde empezar.

Hay un desierto en cada pecho,
y estamos todxs buscando lluvia.


VI

Gente honesta que ama y hace esta música
pura y emocional con inspiración real que
viene del alma humana, no de los órganos
reproductivos humanos.

¿De dónde soy que aquí no pasan los días y no se
cuentan las
cartucheras ni los tiros del pistoletazo?

No me siento
culpable / aunque mis cejas arqueen
valaumes / y canten cansones
y retablos de un momento / donde decía las cosas
/ y sentía las cosas
¡sin complejos!

Solía tener lógica.

Tienes los ojos como relámpagos, ilógicamente
grandes, exageradamente grandes,
surrealistamente grandes, se salen de las órbitas,
son como dos molestas cucarachas de mierda,
gilipolleces, como dos platazos de esos que ponen
en los circos y en las ferias, cuando canta “¡BINGO,
BINGO!”, y creo que te he encontrado, y lo dice otra
vez, “¡BINGO, BINGO!” pero tú no sabes buscarme
entre el ruido estruendoso, “y como queríííííaaaaa
amaaaaaarte pero te fuiiiiiiiisteeeeee de miiiii
ladoooooooo” y “¡BINGO, BINGO!”, “te dije que un
año de estos nos tocaría María” “te dije que íbamos
a ganar ese televisor enorme” “seguro que viene
con tresde de ese y podemos ponernos las películas
modernas” “el tío es la polla, no se corta” “chava,
mi número, pa ver si quedamos pa la próxima”
“¡BINGO, BINGO!”

¿A quién le ha tocado qué?

La soledad es una nube de algodón.



Duna Haller. Desierto. Reflector Libros, 2016
Escultura de David Hammons

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada