documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

jueves, 29 de agosto de 2019

5 poemas de José Suñé López (Odo)



1.El párpado en el fuego.


Un tumulto enciende mi cuerpo,
revuelta del deseo que es presente.
Alboroto que rompe el futuro,
en un ahora, en el recuerdo.

Aspiración de una noche encontrada…
El grito en la palabra sacudida
por el mensaje de la piedra arrojada
mediante el impulso incierto de tus ojos.
Tus ojos están escritos en los muros,
cascadas de luces donde tus colores
hablan al viento desde la tierra.
Tú mirada…
Tifón que destroza
al horizonte que limita el mundo
con lo lejano de tus párpados.

Te buscare más allá. Aquí  cerca.
Te buscare entre los botes de humo.
Te buscare donde nuestra rosa de fuego
dispara vida contra los asesinos de sueños.
Oleré tu sudor entre los contenedores quemados,
acariciare tu cuerpo entre las llamas…

Cristales rotos…  Gasolina…
De nuestros ritos nacerán puños
que sacudiendo mentiras de sueños ilusorios
conquistarán estimados infiernos.

Te buscare entre los coches cruzados
y nuestro aliento jadeante
será prueba de un encuentro,
de una amorosa y triunfante batalla.
Las sábanas serán barricada
y nuestras sonrisas, violentos gestos placenteros,
escupirán sangre sobre el asfalto.

Te amare en el fuego del que arden las calles.
Te amare como un disparo en el sentido,
explotaré con la alegría de nuestras caras,
ya no habrá aburrida tristeza.
Y nada será sino humo de gasolina.
Amare tu mueca entre las piedras.
Amare tu piel entre las continuas derrotas.
Encontrare perderme entre tu cuerpo
y tu sudor será por fin
el preciado destino de mi vida.


2. No te vayas, amigo, al otro lado.


Cuando la vida es una estupidez de la razón,
la enfermedad se nos come el tiempo
y la existencia se nos escapa.
El amor recuerdos evoca
mientras en el presente
todo sufrimiento es acogido
por el tenue pesar de una sonrisa.
No te vayas Edu al otro lado,
es demasiado pronto para despedirse.

Vuelven al pensamiento
los momentos de juventud.
Ni el tiempo, ni la distancia
nunca nos separaron.
Es todo demasiado precipitado,
quédate a nuestro lado,
queda vida por compartir
con un largo trago.

Una camisa a topos,
una camisa a flores,
la palabra buscada
y la alegre música.
Dos frentes que chocan,
dos vasos que se vacían,
dos lenguas que hablan,
dos pensamientos que vuelan.

Incluso dormido,
la belleza se te acerca,
para llevarte a su lecho,
para entre ella perderte
durante días o meses.

Sobreviviendo al tráiler
que nos aplasta
en el oscuro túnel de la vida.
No te vayas, Edu al otro lado,
queda mucho, queda todo.

Insumiso, coherente y libre.
Huyendo del trabajo
como si la peste se tratase.
Las mejores cervezas caseras
Y la aventura que
en muchedumbres compartimos.

Huidas al monte,
las palabras difíciles
y las frentes que chocan:
Aislados del mundo
entre nubes y horas,
junto a dos vasos,
con las más horteras camisas    
disfrutando del baile
para conquistar la noche,
durmiendo despiertos la ciudad.

¡Una frente y un vacío!
Sufrimiento entre solitarias lágrimas.
¿Una frente que hace bebiendo
sin chocar con otra frente?
Una palabra en solitario es difícil
y un doloroso monólogo:
No te vayas Edu al otro lado,
que aquí nos dejas
entre demasiada soledad
y aún más estupidez.


3.  A por ellos o la vergüenza de ser español.


Gloriosa patria que desde siglos,
solo las guerras que ha ganado
han sido contra poblados desarmados
o contra su propio pueblo…
A por ellos gritad valientes españoles,
a por las poblaciones desarmadas,
a por las ideas libres,
a por la mujer emancipada.
a por el jornalero que protesta,
a por el obrero en huelga,
a por la familia desahuciada,
a por quien habla en otra lengua,
a por quien vive diferente
a por ellos.
A por ellos,
a por el toro,
a por el pobre,
a por el raro,
a por el maricón,
a por la feminista,
a por la bollera,
a por el inmigrante,
a por la mujer sin peineta.
Patria de caciques,
corruptos e imposturas.
Mirad la nación, que fuerte se levanta,
para tapar tanta opresión y tantas corruptelas
qué vergüenza me daría eso de sentirse español.
A por ellos dicen
cuando antes decían: sin violencia se puede dialogar de todo,
pero sin violencia tampoco dialogan,
y gritan a por ellos
con toda la desvergüenza…
Los curas santificando las porras,
los mercenarios de la voz, la imagen y la pluma
mintiendo con exaltada mente…
A POR ELLOS…
Las cunetas llenas tiemblan ante la posibilidad de que vuelvan a llenarse.
A por ellos gritan a su ejército,
a por ellos gritan pues estamos desarmados,
a por ellos, que no se note que son un ejército de cobardes.


4. Y ahora van a por vosotros.


Y Alguien se forró con la burbuja inmobiliaria,
mientras mirabais para otro lado,
algo lógico porque también os beneficiaba.
Y vinieron los recortes y eufóricamente los aplicasteis
era evidente que también os beneficiaban.
Aumentaron los despidos, apenas os preocupó
pues los vuestros también despedían
y la precariedad es la base de vuestros negocios.

Mataron los mossos a aquel en la calle Aurora
y lo justificasteis porque era gay y estaba drogado…
Murió aquel otro en la comisaria de Girona,
lo disimulasteis pues pasó en agosto.
Y la lista de tanta gente muerta bajo custodia es larga,
pero mirabais para otro lado pues es vuestra poli
o vuestros funcionarios de prisiones.
Nos habéis golpeado y dejado a gente sin ojo,
pero no os importó pues nos lo habíamos buscado
por hacer huelga y manifestarnos.
Y cuando venían los nazis a apuñalarnos
felizmente comentabais que eran preocupantes
las peleas de tribus urbanas.

Nos machacasteis en cada huelga,
os preocuparon la salud de los containeres
pero no el bienestar de la gente trabajadora,
no os importó, defendíais el derecho a seguir precarizando.
Sabemos que en algunas de vuestras empresas
solo trabajan mujeres precarizadas,
bajos sueldos y peores condiciones haciendo botellas de plástico,
heroico quien lucha por la patria pues se le ignoran sus pecados.
Y nos golpeasteis con saña en la plaza Catalunya
era para limpiarla dijisteis y os quedasteis tan tranquilos.
Éramos fascistas cuando rodeábamos el Parlament
y vuestros jefes en helicóptero…
y votasteis sin problema las retalladas…
y leyes ultraliberales….

¿Ahora somos el pueblo y debemos defenderos?
Si salimos el 1 o el 3 fue a defender nuestra vecindad
no vuestras urnas,
que no, que ni votamos, ni votaremos
y si alguien vota pues nos la trae fresca,
cada cual haga lo que le parezca.

Nos han detenido por ser anarquistas y escribir libros,
no hicisteis nada, terroristas, decíais.
Nos habéis extraditado a Alemania,
ni siquiera pestañeabais, atracadoras justificabais.
Nos habéis golpeado, maltratado, desahuciado, disparado,
nos lo hemos buscado replicabais, pues
era vuestra policía, vuestros privilegios,
vuestros inmuebles, vuestras balas
lo que se defendía
.
Nos hemos quedado sin recursos
y nos ignoráis arguyendo sin disimulo
que el mercado lo necesita, quien no triunfa es tonto,
y os emperifolláis con estrambóticas chaquetas
en infames programas de economía capitalista.

Hemos muerto esperando la ayuda a la dependencia o
en la lista de espera para operarnos,
da igual, es la crisis decíais, es Madrid,
pero nuestro cotidiano sufrimiento habéis ignorando,
mientras multáis a quien por hambre
rebusca por las basuras.

Ahora vuestros grandes de España os reprimen,
no sé porque absurdos, de trapos y patrias,
nos recitáis el poema ese de que van a por alguien y nada hicisteis
pero siempre han ido a por nosotras
y siempre estamos haciendo lo que buenamente se pueda,
no por vosotros, no por aquel sino para emancipar lo cotidiano…
Ahora han ido a por vosotros,
a saber la que habéis liado y aunque nos la repanpimfle
con un lema seguimos luchando:
“Abajo los muros de las prisiones”
y sabemos que nada podemos esperar de vosotros
y vuestra futura república y sus cárceles.


5.  Himno.


Desde el pensamiento
la libertad es una magia.
Las palabras arden,
las calles se incendian,
mis amantes queman,
la amistad es un cuchillo
que anda en la frontera.
Bajo nuestro pies
los Templos arrasados,
dentro de nuestros zapatos
Imperios devastados.
Mis manos entre tus piernas
y nuestra libertad
quemando todas las banderas.
Incluso las que dijeron nuestras.
Trapos... olvidaos esas letras
que afean el rojo y el negro. Trapos...
del sudor gastados por la fuerza...
Suena la campana de la inteligencia,
revientan nuestros trapos
en el fuego de las botellas,
nuestra antorcha que guía al pueblo
es llevada por una travestí,
las putas se han cerrado de piernas...
Las mujeres por fin ya no cocinan,
y los machotes crudos
son golpeados
por maricones karatekas.
Suenan los cañones,
llegará una nueva Comuna
que no os estorbe el pasado,
somos los desertores
las revoluciones solo existen
mientras hayan sonrisas.


José Suñé López (Odo)

1 comentario: