documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

domingo, 16 de octubre de 2016

GUADALQUIVIRMENTE (Los mil yogas del flipar) de DANIEL MACÍAS (I)




creo que acabo de entender lo que hizo el lobo Vostell,
quiso enseñarle y presentarle a la vieja madre
el bicho que la iba a aniquilar
.

*



MUJER LATIDO KANDEL

                                A  Begoña Abad, Ana Pérez Cañamares, y todos los corazones arcaicos.



a la vuelta del congreso mechón azul de bisontes riojanos somos homínidos en el centro de interpretación atapuerca con el hacha bifaz del medio millón de años comeré carne para engordar el neocortex y la poesía en la trinchera sepultada de la vía al abrigo kárstico del mendigo ex comando de operaciones especiales que tiene el mismo tatoo de solecito ying-yang que tú y aparece cuando leemos el poema iluminado del latido de mujer poeta beatniksputnik kandel carajillo atardece para las cigüeñas fluxus de lobo vostell dolménico sobre el cadillac empalado en fragmentos de cohete en los barrocos barruecos junto a la charca de los brujos itzá y la yedra de ono que sale del lienzo blanco y requiere mantenimiento recuerdo que el editor poeta comendador esperaba el embargo destruyendo libros con hermosas pinturas martillo de laszlo toth escriba cabeza de íbis escribe escribe no dejes de escribir la tablilla de los destinos el cuervo irá a la cárcel gustoso porque aumentará su audiencia en un tubo de hikikomoris retrasados hermano salvatoriano se me salen los pies de la cama y el alma mira su pellejo frío en la iglesia desacralizada a viva muerte si hay muertos para el corazón arcaico es una guerra y no sueltas tan fácil la casaca de oficial extinto del ejército extinto de un país extinto antzinako bihotz te juro que los mejores poetas vascos rurales no han sido traducidos ni los pavos que cagan en el interior de televisores y van matándose entre chispazos y cortocircuitos de sociedades por acciones y producción masiva de bienes basura de muerte la charca la charca de Vostell de su viuda viva de proserpina de la mujer la mujer he perdido y las elecciones y he ganado el presente de un ejército suicida e iluminado que coserá la frontera guerrera desde tijuana a matamoros con la última vaquita disecada del mar de cortés volveré a vostell con una yedra nueva y mi primera novia moguereña muerta sí hermano así fue tú estabas allí en el centro de interpretación tierna de todos los fenómenos

*

¿Estás parcialmente ahí?
¿Ahí detrás?
¿Donde la piel no es frontera?




Daniel Macías. Guadalquivirmente (los mil yogas del flipar). Ed. Amargord, 2016











































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada