documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

martes, 4 de agosto de 2020

7 poemas de EDIFICIO NAUTILUS de INMA LUNA




Atardecidos

Salimos porque el viento nos conmina
el viento, el mar o su crujir: la tarde
un cielo peligroso que se rompe
y abre bocas de luz sobre las piedras.

Nos ocupamos del registro de datos:
una mujer sentada en el pretil
-la espalda recta
el flamear del pelo-
concentra su atención en los saltos de espuma
se responsabiliza del contenido en sal que la substancia.

También hay gente que se recuesta en gente
(o en la arena)
se acarician el dorso de las manos
(o desmenuzan los fragmentos de lava).
Se mantienen atentos al pan de levadura de las nubes
el rayo deslumbrante, cualquier dilatación de sombras
y por fin al encrespado incendio
que se extiende veloz por la piel de la playa.

Se escucha una canción de desbandada
el agitar del mástil
el grito cardinal de la gaviota.
Temblamos levemente en la belleza
en el ligero pánico de cada despedida.
La maresía, su turbiedad salobre
nos va expulsando hacia la oscuridad.

Después de apuntalar lo efímero
nos marchamos a casa
recién atardecidos
nos hemos hecho ancianos con el día
ahora necesitamos descansar
cuidarnos como dos fragilidades
que se estuvieran arrugando sin ruido.






«Fui a los bosques porque quería vivir con un propósito; para hacer frente solo a los hechos esenciales de la vida, por ver si era capaz de aprender lo que aquella tuviera por enseñar, y por no descubrir, cuando llegase mi hora, que no había siquiera vivido». Henry D. Thoreau
Camino de Billingen
Mientras camino no hay nada en qué pensar.
Nada que construir.
Tal vez la decisión de elegir una senda entre varias posibles
y seguirla quizá durante un tiempo.
El viento tiene el olor del deshielo y su presencia.
Flores.
Flores pequeñas
blancas moradas
sobre las que sería fotogénico tumbarse
porque acaban de sacudirse tiernas
el peso de la nieve.
Subo
sigo subiendo
y el río baja
cerca
con un sonido limpio entre las piedras.
Hay rododendros en la orilla
que estallarán en un par de semanas
como los fuegos de artificio.
Arriba
el lago
con su pasmosa calma líquida.
Derretidas se conservan las huellas
que los alces y niños pasearon en su sólido invierno.
Un pato un pescador
una chica que lee junto a la orilla
y el silencio puro
el olor de los árboles
y una hoguera
reciente
que humea fragante en la caseta.
Formar parte de todo
sin ser nada.



lame la espuma
igual que tu saliva
mi dedo gordo


buscas el agua
escarbando en mi cuerpo
como en la arena


señala el faro
zonas ya iluminadas
cuando me tocas


en mí construyes
un castillo de arena
y lo desgranas


busca la sal
rasguña mis orillas
vuélveme agua


Inma Luna. Edificio Nautilus. Ed. Poesía a Sul

lunes, 3 de agosto de 2020

ESTOY SOLA







Estoy sola
y la isla en silencio.

Ruedo a mi alrededor
como un insecto que se pica a sí mismo.

No hay clemencia que valga
en este ocasional desasosiego.

Mientras friego los platos
no dejo de sufrir por insignificancias.



Inma Luna. Edificio Nautilus. Ed. Poesía a Sul

domingo, 2 de agosto de 2020

2 poemas de EDIFICIO NAUTILUS de INMA LUNA




Un zumbido monótono de insectos
lagartos que alborotan
el reflejo sonoro de este mar
de sus cegadas olas subacuáticas
nuestros cuerpos chocando a cada rato
y tú hablándome de la serenidad
y si fuera posible.


***

Respondo de los desgarros en la sábana
la mancha color de mariposa
del arrebato anímico.

Hemos vivido aquí toda la noche
dejamos huella.



Inma Luna. Edificio Nautilus. Ed. Poesía a Sul, 2020








sábado, 1 de agosto de 2020

VÍDEO PORNO


                 
                           

A mi también me hicieron una grabación porno
cuando mi sexo rosado
era terso
y relucía ante el flahs de la cámara.
Yo tenía también dos hijos pequeños
como Verónica
y los mismos años que ella,
treinta y dos.
Puedo decir que hasta ahora
y en ese cerrado terreno
que un día fue feliz y divertido,
he tenido más suerte que ella.

A la pobre Verónica le quitaron
la grabación porno de las de las manos,
ó tal vez se le fue de ellas
y la dejaron colgada de una sábana
en la lámpara de lágrimas
de su dormitorio.

Ya no se sabe qué ha pasado
con su vídeo porno,
tampoco se sabe dónde está el mío.
Supongo que lo tendrá él,
pero suponer
es sólo un verbo dudoso.

Cuando se marchó de la casa
cuando dividimos por dos
los tenedores y las tortugas,
él se llevó el vídeo porno
porque era suyo
porque para él lo hice
en el 2010
aunque también ,
para él creé un amor
y me lo devolvió
hecho trizas.

Verónica se suicidó
por la presión social.

Mis intentos por dejar la vida
han sido más poéticos:
El desamor y su desaliento.
La muerte, más amiga cada día.
La soledad y sus visitas inesperadas.
La carta sangrante
que me dejó en el buzón.
El dolor de perder su boca.
El recuerdo de los ojos infinitos
de la otra.
La risa y las carcajadas de su engaño.

Puedo decir que en éste cerrado terreno
que un día fue inagotablemente feliz,
he tenido más suerte que ella
mis intentos por dejar la vida
nunca han sido hasta hoy
por una grabación porno.


Sagrario Manrique


viernes, 31 de julio de 2020

MALENTENDIDO


Le puse
la mano
en
el muslo

Por el modo
en que ella
se apartó
vi que
su entrega
a la literatura
no era

perfecta.


Irving Layton. Poemas de Amor. Ed. Hiperion

miércoles, 29 de julio de 2020

Sueño

Imagen alta y tierna del consuelo,
aurora de mis mares de tristeza,
lis de paz con olores de pureza,
¡premio divino de mi largo duelo!

Igual que el tallo de la flor del cielo,
tu alteza se perdía en su belleza...
Cuando hacia mí volviste la cabeza,
creí que me elevaban de este suelo.

Ahora, en el alba casta de tus brazos,
acogido a tu pecho transparente,
¡cuán claras a mí toman mis prisiones!

¡Cómo mi corazón hecho pedazos
agradece el dolor, al beso ardiente
con que tú, sonriendo, lo compones!    
    

Juan Ramón Jiménez
Fotografía de Carmen Lourdes Fdez. de Soto

lunes, 27 de julio de 2020

Sagrada, sagradamente

Nuestra divinidad es el amor
ahora y siempre, encerrado en nosotros

El rito es juego de cuerpos
bajo la suave frazada de la noche
o simplemente la tranquilidad
de las miradas en la mesa
cuando tú dibujas y yo escribo
o el acuerdo en comprar una botella de vino
a bajo precio
Somos paganos a veces
me transformo en un ángel exigente
y tú dejas que se agite tu diablo interior

Nuestra divinidad es el amor…

Sagrada, sagradamente nos bañamos juntos
y nos turnamos el agua caliente
y sólo con señales, libres de palabras
nos turnamos el cigarrillo

Sagrada, sagradamente esperamos el bus
y damos una vuelta bajo tierra
en la noche con tres grados de frío
y cuando dormimos pegados cubiertos
sólo con la oscuridad y nuestros cuerpos tibios

Sagrada, sagradamente viajamos en bus
y te sientas con tu cabeza apoyada en mi hombro
y casi en sueños hablas sobre mañana
o cuando yo despierto
y me quedo una hora para sólo mirarte
y tu rostro es liviano como un ala

sagrada, sagradamente bajamos después de mediodía
a nuestro café a tomar el desayuno

Sagradamente me llamas por teléfono
y el sonido es limpio como reloj
y tu voz vivaz como pájaro

sagrada, sagradamente cierras los ojos
y lanzas tu cabeza luminosa
hacia atrás para destruir la noche
mientras yo estoy sobre ti y en ti
y tiro de tu pelo
fuertemente como a ti te gusta

sagrada, sagradamente

Y nuestro rezo son palabras que nos decimos
en los momentos en que obviamos
ser modernos en este mundo

Y nuestro rezo son los ojos que fijamos
con caricias para abrirnos paso, libres en el mundo

Michael Strunge
La traducción del danés: Omar Pérez Santiago