documentos de pensamiento radical

documentos de pensamiento radical

jueves, 18 de octubre de 2018

AGITADORES DE MASAS




Recito en un bar para tres amigos
que no han venido a verme
y menos aún a escuchar poesía
sino más bien a consumir y a olvidar,
recito en una sala para diez personas
que no conozco enganchadas a la metadona de su móvil,
leo en una Jam para ocho poetas
que repasan sus papeles de imputados
antes de coger el micro con forma de pene
y hacer su declaración pública
y sentirse maravillosos durante cuatro minutos,
declamo por invitación para once mujeres
que han venido a un garito a conmemorar,
a la celebración del día de algo femenino
y por sus caras sé que buscan pareja y o amigo,
y les he preparado unos poemas de desamor
como invitación a que me pidan amistad en facebook,
en el muro ese, cuelgo cada día versos que se me ocurren
y al llegar la noche repaso los Like con cara de gilipollas,
me invitan a una librería y recito absurdas brevedades
mientras me miran desde las estanterías los más grandes,
los mismos en el mismo lugar que hace siete meses
saludé: ¿Qué pasa Lizano? ¿Cómo va todo Riechmann?
- Ei tía, te veo muy envejecida Alejandra...
- Hombre Javi,
si me comparas con esa criatura del Marwan...

Ya te digo.

Y hoy, me han propuesto leer en un instituto para treinta
alumnos,
he recitado lo que me ha dado la real gana de unas y otros,
y al acabar, algunos se han acercado con temor para decirme
más o menos entrecortados que acababan de descubrir la
poesía.
Emocionado, sonriente regreso a la casa.

En la radio del coche dicen que han detenido a los primeros agitadores de masas aplicando la nueva ley mordaza.

Qué poco me queda ya para pisar el calabozo.

- ¿Quieres seguir recitando conmigo?



Javier GM. Desprendimiento de rutina. Ed. Baile del Sol, 2016



1 comentario:

  1. Cada vez que adquiero un libro de poesía, tengo la sensación de estar rescatando una patera del menguante mar del libro.

    ResponderEliminar